Lunes, agosto 2, 2021

Hay tomas clandestinas en el gasoducto Morelos que atraviesa Tlaxcala, denuncian

Destacadas

Debe interpretar la CNDH si la vacunación es un derecho u obligación: LMBH

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta anunció que solicitará a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que haga...

Sin incidentes mayores, la consulta popular para juzgar a expresidentes

El Instituto Nacional Electoral (INE) logró la instalación en Puebla del 100 por ciento de las mesas receptoras para...

Luego de tres semanas de plantón, Encinas se reúne con familiares de desaparecidos en Puebla

Luego de tres semanas en plantón indefinido en uno de los accesos del Congreso local, el Colectivo Voz de...

El riesgo que de por sí representará la operación del gasoducto Morelos para la población de nueve municipios tlaxcaltecas por donde atraviesa, crecerá aún más porque a pesar de que todavía no entra en funciones, han sido instaladas tomas clandestinas en la tubería, denunció David Torres Vázquez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

El trazo de estos ductos inicia en esta entidad, pues la intención es transportar gas natural a la termoeléctrica de Huesca, Morelos, pero la obra generó inconformidad y resistencia entre la población, principalmente de Ixtacuixtla, Panotla, Texoloc y Nativitas (La Jornada de Oriente 3/08/2015), sin embargo, después desistió.

Torres Vázquez señaló que las autoridades “dividieron a las comunidades”, pues la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “entró dando proyectos y dádivas a los dueños de los predios, junto con los presidentes de comunidad y los municipales, fueron los directamente involucrados”.

- Anuncio -

Estas intimidaciones -anotó- ocurrieron durante el gobierno “de Mariano González Zarur, de hecho, él fue el corrupto principal, de ahí se dictó línea hacia abajo”.

La población que se inconformó con el llamado Proyecto Integral Morelos (PIM), “fue amenazada de encarcelamiento” y a aquella que no cedía sus terrenos, les dijeron que si mantenían esa actitud no les iban “a dar nada”, o sea, a pagar, indicó.

Pero las dependencias y las autoridades advirtieron “que de todos modos el gasoducto iba a pasar. La CFE, los alcaldes y los presidentes de comunidad le daban duro a la gente, y se les unieron algunos vecinos que pudieron haber obtenido un beneficio”, expuso a La Jornada de Oriente.

“Por ejemplo -agregó-, en mi comunidad, hubo gente a la que le dieron trabajo en el gobierno; en Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, ahora Sader) fue empleada una chica, pues su papá estaba inicialmente en contra del proyecto, pero llegó el momento en que cedió. Provocaron confrontaciones entre los mismos vecinos”.

Puntualizó que el tubo “está enterrado, pero el problema va a ser grave, porque para empezar, ya está metido el crimen organizado, nos consta que hay tomas clandestinas, están bien instaladas para que cuando se ponga en marcha el gasoducto, empiece a operar… esto quiere decir que hay algo turbio”.

Aseveró que tan solo en un tramo de casi 15 kilómetros que abarca tres pueblos, hay registradas alrededor de seis tomas, las cuales se encuentran cubiertas, pues se localizan dentro de terrenos de labor. Aunque, anticipó que no señalaría los puntos exactos, “por seguridad” propia.

A la pregunta de si pedirá la intervención de las autoridades, respondió que “eso y nada es lo mismo; desgraciadamente este gobierno (de la República) habla del combate a la corrupción, pero nosotros como gente de a pie, no vemos el cambio”.

Por el momento, algunos pobladores afectados de Tlaxcala están sumados a los de Morelos y Puebla, “porque ellos sí están bien organizados, aquí la gente no responde como allá, a pesar de las repercusiones que traerá”.

Añadió que la comunidad que está consciente del riesgo que este gasoducto significa, “vive con miedo”, por lo que demandó al presidente Andrés Manuel López Obrador que reconsidere el peligro del PIM, “que analice las cosas” y que tome en cuenta las poblaciones, “no solo el sentir económico de los industriales que va en contra de los intereses y derechos de los pueblos, eso es lo más triste”.

El activista afirmó que cuenta con material que evidencia que la tubería fue instalada “de manera arbitraria”, pues se desvió la trayectoria original y solo se colocó donde hubo permiso. “Eso habrá que ver, si no afectará la presión, además, quedó en una región donde hay agua salitrosa; lo más grave es que está en mal estado, está parchada”.

Dijo que existe el temor de que tras la operación del gasoducto, inicie la creación de más parques industriales, “que llegarán junto con los políticos a engañar que habrá beneficios y a dar una miseria por los terrenos a los campesinos, a robarles, como sucedió con el Proyecto Integral Morelos”.

El problema es que explotarán el agua y para ello construirán pozos a diestra y siniestra, por lo que en 20 o 30 años se agotará este recurso, además, “van a contaminar más a nuestros ríos con sus residuos peligrosos”, acentuó.

“Esto es lo que ya está trayendo el Gasoducto Morelos, es un megaproyecto como todos los que hay en el país, que han sido monumentos a la corrupción en gobierno pasados, pero parece que hoy este gobierno también lo va a reafirmar”.

Reprochó que la actual administración federal “está haciendo lo mismo, no solo está criminalizando a los defensores de los derechos humanos, a ambientalistas, sino también los encierra, y no aclara los asesinatos, como el de Samir Flores, por lo que no puede decir que están cambiando las cosas”.

- Anuncio -

Ultimas

En Puebla, por cada 100 hombres trabajadores registrados en el IMSS, solo hay 59 empleadas aseguradas: México, ¿Cómo vamos?

En el estado de Puebla, por cada 100 hombres registrados como trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -