Sobrevivir entre dos pandemias

Frente a una emergencia sanitaria que parece interminable y frases desatinadas emanadas de la boca del gobernante principal de este país, miles de mexicanas sobreviven entre dos peligros: la violencia machista y el coronavirus.

Es inexplicable la necedad del presidente Andrés Manuel López Obrador de negarse a reconocer la gravedad del problema que a diario pone en riesgo la integridad y vida de mujeres y niñas durante esta fase de confinamiento para evitar contagios. Primero aseveró que no ha aumentado la violencia contra este sector y que hay “fraternidad familiar”; luego, afirmó que 90 por ciento de llamadas sobre este tipo de agresiones son falsas y días después lo reiteró. Las declaraciones provocaron desconcierto, enojo,  reclamos y críticas, principalmente de colectivos feministas.

El martes 26 de mayo, varios funcionarios del gabinete lopezobradorista presentaron un informe que contradice la visión del mandatario: se reconoce que la pandemia del Covid–19 “ha acentuado” la violencia contra las mujeres y durante abril los refugios recibieron a más víctimas, incluidos infantes, lo que significó 77 por ciento más que en el mismo lapso de 2019. También se admite que México “vive una emergencia de violencia” contra las adolescentes y niñas. Subraya que en lo que va del año se han registrado 19 rescates, pero en tiempos “sin emergencia”, la cifra es de uno al mes.


Expone que entre abril y mayo el Sistema Nacional DIF apoyó a más de 2 mil niñas, niños y adolescentes que viven en violencia y necesitan protección institucional, además de que el servicio de emergencia 911 ha recibió de enero a abril 403 mil llamadas relacionadas con agresiones contra la población femenina (www.jornada.com.mx).

A nivel local, diversas organizaciones sociales han señalado que durante esta pandemia los casos de violencia contra mujeres son atendidos por instituciones con dilación y negativas; que el servicio 911 no contesta llamadas o no llega el auxilio, y que jueces dejan en estado de indefensión a las víctimas. El último reporte oficial indica que se han realizado casi 2 mil llamadas de emergencia referentes a incidentes hacia este sector.