Sepuede ha colocado a 7 mil 600 personas en puestos laborales formales este año

El Sistema Estatal de Promoción del Empleo y Desarrollo Comunitario (Sepuede) ha colocado a 7 mil 600 tlaxcaltecas en puestos laborales formales a través de los diferentes programas de vinculación en el presente año y la meta es llegar a 9 mil 554 personas, informó el coordinador de esta dependencia, Manuel Camacho Higareda.

En entrevista posterior a la inauguración de la Feria de Empleo en Zacatelco la mañana de este miércoles, el funcionario estatal mencionó que 552 personas se han insertado al mercado laboral a través de los ocho eventos de este tipo realizados en el presente año y además anunció que se realizará otro en octubre en la región oriente del estado… “vamos en la ruta correcta cumpliendo propósitos”.

Los programas que han contribuido a la colocación de esas 7 mil 600 personas en un empleo son Movilidad, de Fomento al Autoempleo y apoyos financieros a la capacitación, detalló.


Resaltó que los 7 mil 600 tlaxcaltecas que se han integrado a puestos laborales formales cuentan con prestaciones, seguridad social y estabilidad en su trabajo, “eso nos llena de satisfacción y esperamos a fin de año colocar a 9 mil 554 tlaxcaltecas”.

Cuestionado sobre los obstáculos que enfrentan los buscadores de empleo para cubrir las vacantes, expuso que cada empresa demanda cubrir un conjunto de requisitos y perfiles en función de la plaza, de ahí que cada caso es diferente.

Por otra parte, rechazó que sea inercial la labor que asumirá el Sepuede y el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Tlaxcala (Icatlax) en el combate a la pobreza extrema que se ha fijado el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez.

“No somos gente de inercia o una institución que funcione a partir de sinergias, estamos en el refinamiento de procesos y de tareas en la oferta y contenido de los cursos de capacitación para asegurarnos que sean pertinentes a las demandas de cada región del estado. Cuidamos que la oferta en cada una de las unidades de capacitación sea exclusiva de lo que requiere cada región”, apuntó.

Camacho Higareda dijo que en el Sepuede–Icatlax el concepto y práctica del servicio público se desempeña con un sentido de causa social y todo lo que se haga debe redundar en un beneficio real y tangible en la calidad de vida de la población, “por eso buscamos que el trabajo que se hace sea planeado y sumarnos al logro de los objetivos de Supérate, ahorita ponemos atención en la capacitación a quienes se encuentran en la franja de pobreza extrema y no necesariamente se cambiarán cursos sino se refinará la oferta en cada unidad de capacitación para que sea complementaria a la que se tiene en otra con el fin de que el impacto sea puntual y focalizado, que la gente tenga la percepción de que se están satisfaciendo sus expectativas”.