Se crea Comisión Diocesana de Protección de los Niños y las Personas Vulnerables: obispo

El obispo Julio César Salcedo Aquino anunció la creación de Comisión Diocesana de Protección de los Niños y las Personas Vulnerables dentro de la Diócesis de Tlaxcala y la publicación del Manual de Funciones de los Vicarios Episcopales para cumplir con el Plan Diocesano de Pastoral de este año.

El máximo jerarca católico de la entidad informó lo anterior dentro del mensaje que emitió en la misa de celebración del tercer aniversario de la canonización de Los tres niños mártires de Tlaxcala, Cristóbal, Juan y Antonio, la mañana de este jueves en la iglesia de San Esteban Tizatlán, municipio de Tlaxcala.

En el caso de la nueva comisión diocesana, explicó que se trata de una indicación del papa Francisco y estará enfocada al cuidado y protección de los niños y adolescentes tlaxcaltecas, además de las personas vulnerables que viven en la entidad, “y ponemos como protectores de este proyecto de vida a los niños mártires”.


Respecto del Manual de Funciones de los Vicarios Episcopales, Salcedo Aquino destacó que permitirá a los sacerdotes poner en práctica las acciones contempladas en el Plan Diocesano de Pastoral 2020, pues su cumplimento se ha visto interrumpida por la contingencia sanitaria contra el Covid-19.

“La pandemia nos ha detenido en muchos proyectos y nos ha recluido un poco, pero tenemos que continuar y este manual de funciones, sin duda, que nos va a ayudar a llevar adelante esta misión que tenemos. Un aspecto importante es buscar caminos que logremos hacer que la alegría del evangelio llegue a todos los rincones de nuestra patria, de nuestro pueblo y nuestra diócesis”.

Pidió a los sacerdotes seguir el ejemplo de los santos Cristóbal, Antonio y Juan de dejar atrás la seguridad que les brinda vivir en sus comunidades de origen y salir a predicar el evangelio fuera de ellas, como también se los ha pedido el papa Francisco para que la católica sea una iglesia “de salida, misericordiosa”.

“Estos niños nos enseñan, precisamente, a tomar esas decisiones y a salir a todos los lugares, a ser capaces de dejar nuestras seguridades, seguridades de todo tipo para poder anunciar el evangelio”, principalmente en estos momentos en los que la pandemia de Covid-19 ha provocado sufrimiento, pobreza, enfermedad y dolor por el fallecimiento de personas.

Salcedo Aquino expuso que ante los retos que impone la emergencia sanitaria, la iglesia responderá con “cercanía, humanidad, comprensión, servicio y presencia”.