Resistencia institucional de la SEP para prevenir la violencia hacia las mujeres

los materiales y políticas públicas para prevenir en el ámbito escolar la violencia y la violencia extrema hacia las mujeres, se han continuado elaborando y aprobando en el ámbito nacional y estatal.

El 1 de febrero de 2007 se promulgó en México la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que en su artículo 45, fracción II, señala:

“Corresponde a la Secretaría de Educación Pública… Desarrollar programas educativos, en todos los niveles de escolaridad, que fomenten la cultura de una vida libre de violencia contra las mujeres y el respeto a su dignidad…”;  además, en la fracción XI, indica que deberá “Proporcionar acciones formativas a todo el personal de los centros educativos, en materia de derechos humanos de las niñas y las mujeres y políticas de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres”.

Como parte de la respuesta a lo planteado en la ley, en 2009 la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas y la Subsecretaría de Educación Básica, en coordinación con el Programa Universitario de Estudios de Género de la Universidad Autónoma de México, publicaron el libro Equidad de Género y prevención de la violencia en preescolar y en 2010 publicaron el libro Equidad de género y prevención de la violencia en primaria. En la presentación de estas publicaciones se explicita que su objetivo es “proporcionar al profesorado… la información y los conocimientos que le permitan desarrollar las capacidades necesarias para impartir una educación que favorezca la equidad entre hombres y mujeres, con el fin de modificar los modelos de conductas sociales y culturales que implican prejuicios y que están basados en la idea de la inferioridad o superioridad de uno de los sexos”.


Desde entonces, los materiales y políticas públicas para prevenir, en el ámbito escolar, la violencia y la violencia extrema hacia las mujeres, se han continuado elaborando y aprobando en el ámbito nacional y estatal. En Tlaxcala, por ejemplo, como resultado de la propuesta y exigencia ciudadana, existe el Programa Estatal para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de los mismos 2018–2021, el cual señala en el eje de prevención las acciones que deben realizarse desde las escuelas, algunas de ellas son: “1.1.3. Desarrollar un programa de información y sensibilización en los niveles de educación básico y medio superior; 1.1.5. Diseñar e implementar una materia sobre derechos humanos, género, sexualidad y trata de personas para el nivel básico y medio superior; 1.1.6. Formar a enlaces educativos del nivel básico y medio superior para implementar acciones de prevención”.

Sin embargo, a más de una década de la promulgación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, las acciones realizadas en las escuelas, al menos en el ámbito local, para prevenir la violencia hacia las mujeres es mínimo y en algunos casos inexistente. Ante la resistencia institucional en el sistema educativo para prevenir la violencia y la trata de mujeres, habrá que aumentar la exigencia ciudadana para que en algún momento no solo sea un enunciado establecido en las leyes o programas, sino una realidad en beneficio de las mujeres y niñas tlaxcaltecas.

La posibilidad de integrar la prevención de la violencia y la trata de mujeres en las escuelas es real y ello está demostrado en experiencias concretas, por ejemplo, en la desarrollada por el Centro Fray Julián Garcés en el trabajo con jóvenes universitarios y adolescentes en escuelas secundarias, donde a partir de la vinculación con docentes y la formación–acción de promotoras y promotores se desarrollan mecanismos de prevención de la violencia y la trata de mujeres y niñas. De estas experiencias hablaremos en la jornada “Diálogos para fortalecer la prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual en Tlaxcala”, que se realizarán en el marco de la Campaña 16 días de activismo contra la violencia de Género, los días 2 y 3 de diciembre.