Exigen pobladores de SPM el reinicio de obras de remodelación de ex panteón “La Santísima”

Sergio Cóyotl Hernández, presidente de comunidad de La Santísima, municipio de San Pablo del Monte, aseguró que el proyecto de remodelación del ex panteón de esa localidad tiene la autorización y los permisos correspondientes para su realización de las instancias respectivas, entre ellas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de dependencias estatales.

Por tal motivo, exigió que se proceda al reinicio de las obras de remodelación que se encuentran suspendidas desde la semana pasada a exigencia de un grupo de pobladores de esa comunidad, con el argumento de que el proyecto no cuenta con la autorización oficial, además de que atenta contra la historia de La Santísima.

Este jueves, encabezados por Cóyotl Hernández, habitantes de esa comunidad se manifestaron frente al Congreso local para solicitar a diputados que intervengan ante las autoridades correspondientes para que se proceda a la continuación de los trabajos del proyecto que impulsa el edil Cutberto Cano Cóyotl, pues “es legal y parte del progreso”.


De acuerdo con el presidente de comunidad, quienes respaldan la obra suman alrededor de 300 habitantes de La Santísima, mientras que los que se oponen son “30 o 40, es respetable la postura de ese grupo, respetamos sus ideas, pero legalmente el municipio se encarga del proyecto y ha cumplido con todos los requisitos no incurrimos en algo ilícito”.

Afirmó que el proyecto cuenta con los estudios de impacto ambiental y los permisos del INAH, de la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi).

“Me veo obligado a obedecer la demanda de la ciudadanía, pareciera que esta situación nos ha dividido en la comunidad, porque hay dos grupos, los que están a favor y los que están en contra, nosotros venimos a solicitar que se quiten los sellos de suspensión de la obra y que se le dé continuidad” en unos 15 días.

De acuerdo con los inconformes, el ex panteón tiene más de 100 años de antigüedad y las obras han destruido alrededor de 50 tumbas, entre ellas la de personajes históricos, como Asencio Tépatl quien tuvo participación en la Revolución mexicana. 

Al respecto, Cóyotl Hernández rechazó esa acusación y dijo que “el acuerdo fue que los propios vecinos retiraran las estructuras metálicas, cruces o placas de sus tumbas y algunos vecinos eso hicieron. Repito que son de 30 a 40 personas, pero ahí se ve que la ciudadanía no les hace caso. Hemos tenido mesas de trabajo con ellos, pero se resisten, por eso pedimos que dejen de mal informar a la gente”.