REGIDORES(AS) DE PUEBLO O A SU PUEBLO

Regidores (as) de pueblo

Regidores(as) de pueblo o a su pueblo. Es una pregunta natural que se deriva del Informe de Resultados de la Revisión y Fiscalización de la Cuenta Pública 2019 que el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) entrega al Congreso del estado.

Ahí se asienta que las evaluaciones del desempeño se incrementan en 2019 y se incluye la revisión de las funciones realizadas por las y los regidores contempladas en la Ley Municipal del Estado de Tlaxcala.

Quizá lo más destacable de sus obligaciones es “asistir a las sesiones de cabildo con voz y voto”. Las que de acuerdo con el artículo 35 de la ley señalada deben realizarse “por lo menos una vez cada 15 días”.


Para sorpresa del OFS, “los ayuntamientos tienen un nivel de cumplimiento en la celebración de sesiones ordinarias de sólo el 41.3 por ciento en promedio”. Sólo cinco municipios cumplen del 80 al 100 por ciento, nueve municipios cumplen entre 51 y 79 por ciento, y 46 municipios menos del 50 por ciento.

Para mayor información. En 35 municipios no se acredita la presentación de ninguna propuesta realizada por los regidores. En 25 municipios se informa de alguna propuesta, “sin embargo, no se acreditaron dichas propuestas, ni sus resultados”.

El incumplimiento tiene repercusiones graves, porque “en todos los casos, la instalación y funcionamiento de las comisiones municipales se dio sin lineamientos que las regulen”.

Y para ponerle el último clavo al ataúd, aunque es obligación de los regidores presentar mensualmente un reporte de sus actividades, “sólo 25 municipios tienen un nivel de cumplimiento mayor del 80 por ciento; en siete municipios entre el 51 y 79 por ciento”, y en 28 municipios el cumplimiento es menor a 50 por ciento.

Estos datos pueden interpretarse cuando menos de dos formas. La incompetencia de las y los regidores para cumplir con sus funciones, o la centralidad del poder que ejercen las y los presidentes municipales. Pero sea una u otra, lo mejor es que las y los regidores se hagan más responsables o se regresen al pueblo.