Reforma laboral obliga a la capacitación y productividad para que no emigren empresas: SDU

La reforma laboral que obliga a mejorar los salarios en las empresas asentadas en México podría influir para que algunas plantas de capital estadunidense regresen a su país debido a que ya no tendrán mucha ventaja producir en México, advirtió el secretario general del Sindicato Diálogo y Unidad (SDU), Eduardo Vázquez Martínez.

Ante este escenario, afirmó que los trabajadores mexicanos no tienen otra alternativa que dar, una vez más, la pelea para defender su empleo y mejorarlo a través de la capacitación y seguir demostrando que son productivos, “aunque también es necesario reconocer que va a ser una lucha muy desigual porque en Estados Unidos se tiene desarrollo tecnológico y un proceso de capacitación y de educación diferente al mexicano”.

Entrevistado sobre la nueva reforma laboral y sobre la postura de los sectores empresarial y sindical del país de que la modificación a la Ley Federal del Trabajo fue impuesta desde el exterior para concretar la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T–MEC), Vázquez Martínez coincidió en que hubo presión de esos países porque no quieren competencia desleal en cuanto a los salarios de sus trabajadores y los mexicanos.


“La verdad es que personalmente lo veo como una presión, han dicho que si no se aprobaba la reforma laboral no se firmaba el tratado comercial”, expuso y luego agregó que ante este panorama hay que desarrollar habilidades y convocar a los inversionistas nacionales y extranjeros a que sigan invirtiendo en nuestro país.

“Algunos empresarios han mencionado que ya no va a haber mucha ventaja producir en México porque da lo mismo poner la planta en México que en Estados Unidos y eso va a influir en que algunas plantas van a emigrar o se van a regresar a Estados Unidos, me parece que fue una estrategia del gobierno norteamericano que seguramente va a tener éxito para algunas empresas”.

En el terreno sindical, comentó que varios puntos que está requiriendo la nueva reforma laboral para que los liderazgos sean legítimos como es el voto secreto y la elección en asamblea de sus dirigentes, eso es práctica común en el SDU, “eso no nos espanta y no nos preocupa”.

Pero lo que “sí me preocupa es que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) nos empiece a pedir cosas que sean ociosas; por ejemplo, si ya tenemos una toma de nota y si ya fuimos electos por los trabajadores, el hecho de que se tengan que recoger firmas para presentarlas a la autoridad traería un trabajo adicional del que ya se realiza. No obstante, estamos organizados, no tenemos miedo, tenemos que cumplir con oportunidad y también hemos trabajado en la transparencia y rendición de cuentas, para nosotros es algo normal desde que nació este sindicato”.