Protestan transportistas contra cobros excesivos del servicio de grúa por hasta 80 mil pesos

Agremiados de Conatram se manifiestan frente a Palacio de Gobierno

Integrantes de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) protestaron frente a Palacio de Gobierno contra la inseguridad y supuestas extorsiones por parte de empresas prestadoras del servicio de grúas en el estado.

Con pancartas de la delegación estatal de esta organización de transporte de carga, pasaje y turismo de Puebla, cerraron el primer cuadro del centro y exigieron una audiencia porque “no se nos ha dado atención durante mucho tiempo sobre problemas de robos”, señaló Felipe García Hernández, vicepresidente regional.

A veces –refirió–  tarda la devolución de la unidad en la Fiscalía (Procuraduría General de Justicia) del Estado, “pero cuando entran las grúas, por un servicio que cuesta cinco mil pesos cobran de 40 mil hasta 80 mil pesos, la cantidad que se les ocurre, sin que ninguna autoridad nos brinde atención”.


Mencionó que el 21 de abril pasado entregaron un oficio dirigido al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, para pedirle una audiencia, pero no contestó por ninguna vía. “Quiere decir que tampoco le interesan los problemas de la ciudadanía… si a él no le importa que no tengamos seguridad y que nos estén extorsionando las mismas empresas a las que supuestamente él les dio permiso, quién va a dar solución”.

Agregó que en ocasiones anteriores acudieron a la Secretaría de Gobierno (Segob), donde tampoco fueron atendidos, al igual que en la de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte). “Algo raro está pasando o no sé si así funcione en Tlaxcala”.

Precisó que expondrían a las autoridades un par de casos de unidades pendientes de recuperar, en una de esas el cobro es de alrededor de 40 mil pesos por arrastre, ya que fue robada. Por ello, Felipe García y otros representantes de la Conatram, reprocharon este tipo de acciones ya que padecen “doble afectación, por un lado la inseguridad y por el otro las empresas, como Grúas Cuamani”.

Mencionaron que esas compañías argumentan “que están bien paradas con el gobierno”, además, las señalaron de presuntamente “quitar piezas” a los camiones. “Es un problema grave”, que los orilla a empeñar terrenos o vehículos “para sacar la unidad con valor de hasta un millón de pesos”.

Remarcaron que los cobros excesivos dañan a este sector, así como la actuación de “servidores públicos corruptos” en el proceso para la liberación de los camiones.

Antes de ingresar al despacho de la Segob, advirtieron que este es el “primer movimiento” que realizarían, en función de la respuesta por parte del gobierno tlaxcalteca, de lo contrario se manifestarían en las casetas de cuota para atraer la atención del gobierno federal. Luego, bloquearon el Libramiento Tlaxcala, a la altura del acceso a la capital del estado.

Al respecto, Pedro Carmona, delegado de Conatram en el estado, refirió que desconocía sobre esta protesta de sus compañeros, por lo que se deslindó, ya que –dijo– Felipe García “es delegado regional de Santa Rita Tlahuapa, estado de Puebla”.

Anotó que se comunicó con las autoridades estatales de Tlaxcala para precisarles que no es parte de dicha manifestación, pues “no la apruebo, porque yo soy delegado y tengo convenios” para la atención de asuntos relacionados con los agremiados.