Policías locales son relegadas; en Tlaxcala tienen un salario inferior al promedio nacional, indica diagnóstico

A través de su diagnóstico más reciente denominado “La inseguridad en tiempos de Covid-19 en México”, la consultora Integralia expone que las policías locales se encuentran relegadas a un segundo plano y mal remuneradas, pues en el caso de Tlaxcala el ingreso de los elementos era de alrededor de ocho mil 556 pesos mensuales en 2019, inferior al salario promedio de 11 mil 787 a nivel nacional.

Asimismo, en este análisis, de fecha 15 de julio de 2020, destaca que a 18 meses del inicio del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, se carece de una estrategia clara de combate a la delincuencia organizada. Mientras que la Guardia Nacional también adolece de objetivos claros y métricas específicas que permitan evaluar su desempeño.

Con base en estadísticas de la Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) precisa que la mayoría de delitos de alto impacto registraron una disminución en el periodo marzo-mayo de este año, “como resultado de la contingencia sanitaria que redujo las oportunidades de delinquir”.


Si bien resalta el incremento en la tasa de homicidios dolosos, sobre todo en entidades con enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, puntualiza que Tlaxcala se ubica entre las 10 donde es menor, de 2.02 por cada 100 mil habitantes, incluso con una reducción de 29 por ciento, respecto del mismo periodo de 2019.

Esta empresa de consultoría en riesgo político, conflictividad social y planeación estratégica, cita que el decreto presidencial que permite la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, publicado en mayo pasado, “reforzó el carácter militar de la agenda de seguridad de esta administración”.

Además, menciona que relega “a un segundo plano la urgente tarea de profesionalizar y equipar a las policías estatales y municipales”. En este sentido, realza “el olvido” de las corporaciones locales”.

Explica que la creación de la Guardia Nacional y el reciente decreto de las Fuerzas Armadas han apartado a esos elementos de seguridad, por lo que anticipó que sin la participación de estos “difícilmente se logrará una reducción sostenida de la incidencia criminal en el país”.

Refiere a la reciente encuesta publicada por la organización civil Causa Común, la cual “revela las precarias condiciones laborales de las policías en México. En promedio –realza– se les paga una salario mensual de tan solo 11 mil 787 pesos”.

Considera que esta es una compensación “muy baja para profesionistas que ponen en riesgo su vida de forma cotidiana” y “hace más factible que sean corrompidos”. Anota que en este año 226 policías estatales han sido asesinados.

A través de una clasificación de los estados que pagan una remuneración menor a 10 mil pesos mensuales, menciona a Tlaxcala, con la cantidad de ocho mil 556 pesos, una de las más bajas, antecedida por Chiapas, con ocho mil 645 pesos, y seguida de Oaxaca donde es de siete mil 346 pesos.

Las entidades donde el ingreso es de entre 10 mil y 15 mil pesos, sobresale Sonora; mientras que en las que pagan más de 15 mil pesos, despuntan San Luis Potosí y Baja California, con 15 mil 434 y de 18 mil 201 pesos, respectivamente.

Acentúa que esta encuesta en la que 28 entidades permitieron que sus policías contestaran a las preguntas enviadas en el periodo mayo-noviembre 2019, exhibe que cerca de 42 por ciento respondió que ha tenido que comprar sus propios uniformes y otro 25 por ciento aseguró que ha tenido que comprar sus balas.

Además, la mayoría de elementos carece del entrenamiento requerido. De la totalidad, 65 por ciento afirmó que no había recibido capacitación para tener una audiencia frente a un juez, “uno de los componentes centrales del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio” en el país, recalca.

Por otra parte, en la pasada visita del presidente de México a Tlaxcala y de integrantes del gabinete de seguridad, el 16 de junio pasado, se dio a conocer que la Fuerza de Seguridad Pública del estado es de tres mil 781 elementos, entre policías estatales y municipales.

Se afirmó que en función del número de población y el promedio establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “la diferencia es muy poca, ya que el déficit es de 38 elementos”. Asimismo, hay un despliegue operativo de dos mil 44 elementos del Ejército Mexicano, quienes apoyan en operaciones, y otros 307 distribuidos en el territorio; así como 581 de la Guardia Nacional.  En total, hay seis mil 46 efectivos en todo el estado, de los cuales, cuatro mil 669 están desdoblados para atender la incidencia delictiva.

Prevén aumento de robo a transportistas

La encuesta de Integralia también advierte que es probable un crecimiento en las tasas de delitos de alto impacto debido a la reactivación económica y la relajación en el confinamiento. “Se espera un repunte en el robo a transportistas”, sobre todo en la zona centro del país; “prevalecerán problemas de coordinación y colaboración” entre agencias de seguridad y niveles de gobierno, y “la inseguridad pública se mantendrá como un riesgo alto” en la República mexicana.