Exigen pobladores de SPM reparación de 50 tumbas destruidas por obras en ex panteón municipal

Pobladores del municipio de San Pablo del Monte exigieron a las autoridades la reparación de alrededor de 50 tumbas que fueron destruidas en los trabajos de rescate del ex panteón denominado “La Santísima” impulsados por el ayuntamiento de encabeza el edil de filiación panista Cuberto Cano Cóyotl.

Lo anterior porque refirieron que ese cementerio tiene más de 100 años de antigüedad, de ahí que puede catalogarse como un monumento histórico, además de que ahí están sepultados los restos familiares de varias generaciones de San Pablo del Monte y de personas que tuvieron participación en la Revolución mexicana, como Ascencion Tépalt.

De acuerdo con Guadalupe Tépatl Xelano, uno de los inconformes con el proyecto de rescate del panteón, la obra se encuentra suspendida momentáneamente por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), pues “al parecer el ayuntamiento nunca solicitó permiso para llevarla a cabo”.


No obstante, reveló que los trabajos realizados destruyeron al menos 50 tumbas, lo que “lastimó el sentir de varias familias que ahí tienen a sus difuntos”, por lo que junto con otros pobladores de ese municipio, exigieron a las autoridades la reparación de los sepulcros a efecto de que puedan seguir siendo visitados por los deudos de los fallecidos.

En entrevista, Tépatl Xelano aseguró que el edil de San Pablo del Monte nunca presentó a la población el proyecto de rescate del cementerio y ellos “sólo lo conocimos por Facebook”, pero no pidió la opinión ni siquiera del INAH a pesar de que se trata de un espacio antiguo y debe tomar cartas en el asunto.

“El presidente municipal nos aseguró que era una obra de rehabilitación del ex panteón municipal La Santísima, más no una destrucción, tal cual lo empezó a hacer, además la situación ha generado una división de opiniones entre ciudadanos, porque hay quienes lo apoyan, pero otros no, porque consideran que se están profanando las tumbas”, expuso.

Se trata, apuntaron, del patrimonio histórico del municipio, “ahí por tradición vamos a ver a nuestros difuntos, ahí los recordamos… además el alcalde informó que hará un jardín y que colocará lápidas para que la gente vaya a visitar a sus difuntos, pero no ha dicho que cada lápida tiene un costo de entre 200 y mil pesos, eso no lo saben”.

Tépatl Xelano informó que entre las personas que están a favor de la rehabilitación del cementerio argumentan que “en ese lugar es un escondite de delincuentes y se genera más violencia, pero la inseguridad y la violencia está en todo el municipio y el estado”. Reconoció que desde hace 20 años ya no se sepultan fallecidos en ese espacio.

De acuerdo con información oficial, ese proyecto se realiza con más de 10 millones de pesos que le fueron etiquetados al municipio a través del Programa de Resarcimiento a las Finanzas Municipales que implementa el Congreso local.