Pide APEI al Congreso etiquetar 200 millones de pesos para garantizar la educación inicial en 2021

La Asociación de Profesionistas de Estancias Infantiles (APEI) solicitó al Congreso del estado etiquetar 200 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de 2021 para garantizar el derecho de la niñez a la educación inicial, como quedó establecido en la reforma al Artículo 3º Constitucional aprobada por la Cámara de Diputados federal  en 2018.

Por ello, integrantes de esa agrupación civil acudieron este jueves a la sede del Congreso local para exigir a los diputados hacer la reasignación de ese monto en el proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo para el próximo ejercicio fiscal, a fin de cumplir con la implementación del Sistema Estatal de Educación Inicial (SIEI) en la entidad.

De acuerdo con Irene Zempoalteca, integrante de la APEI, el servicio de educación inicial era prestado de manera gratuita a familias de escasos recursos a través del Programa Estancias Infantiles que operaba la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol); sin embargo, con la desaparición de esta dependencia en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, también se canceló el programa.


No obstante, en la reforma educativa aprobada por el Congreso de la Unión en 2018 se decretó la educación inicial como obligatoria y se creó un fondo nacional para su implementación a través de un sistema; ante ello, la APEI exhortó al Congreso local a crear una ley para la instauración del Sistema Estatal de Educación Inicial.

En este último caso, Irene Zempoalteca refirió que ya cuentan con el compromiso de la diputada María del Rayo Netzáhual Ilhuicatzi para presentar al pleno esa iniciativa, pero en tanto se aprueba, pidieron al Congreso local la asignación de recursos para poder brindar ese servicio de manera gratuita en 2021.

Hasta 2018, el servicio de educación inicial era prestado en la entidad por 239 estancias infantiles, sin embargo, tras la desaparición de la Sedesol solamente quedan 59—que están agrupadas en la APEI–, que operan con aportaciones de los padres de familia en los 11 municipios.

Irene Zempoalteca advirtió el riesgo de que esos espacios cierren a partir de enero del próximo año, pues la crisis económica provocada por el Covid-19 en las familias hace imposible que continúen haciendo sus aportaciones, las cuales oscilan entre mil y mil 300 pesos por menor, y con ello no se cumpla con ese derecho a que tiene la niñez tlaxcalteca.

“Ahorita por la pandemia, muchas estancias están cerradas y las que están trabajado son con un promedio de 10 a 15 menores de 4 años de edad. Hay algunos municipios donde no están dejando trabajar, como en Tepetitla, en otros sí, pero con la pandemia que vuelve a surgir enfrentamos escasez de recursos para operar”.

“Estamos pidiendo una cantidad equivalente a 6 mil 600 pesos por menor para cubrir la operatividad, es decir, alimento, salud, protección civil, adecuación a la infraestructura. Obviamente, para iniciar no pedimos ese monto, negociaríamos lo que ellos quieran dar, pues sabemos que no estamos etiquetados (en el proyecto de presupuesto), pero pueden hacer una reasignación de recursos”.

Informó este movimiento es nacional y en otros estados ya fueron aprobados recursos para educación inicial, “en Michoacán les van a dar 10 mil pesos mensuales para gastos de operatividad, protección civil, predial, licencia de funcionamiento, sí se puede. En Sonora les etiquetaron 400 millones, en Colima 200 millones”.

En Tlaxcala, estimó que se requieren 200 millones de pesos para 2021, “sí se puede, no es de voluntades sino de un derecho que tiene la niñez de recibir la educación inicial gratuita en el estado” acotó.