Sábado, junio 15, 2024

Pensando en nuestro voto

A poco menos de un mes de la elección del 2 junio, cuando se ha dado el banderazo de inicio de las campañas para diputaciones locales y puestos municipales, y se entra en el último tramo para la elección presidencial y de senadurías y diputaciones federales, bien vale la pena pensar en la pertinencia o no de cruzar las boletas electorales en línea por un solo partido o coalición.

¿En serio es sano, en términos democráticos, entregarse al llamado peligroso de votar todo por unas siglas, y dejarse arrastrar, como escribiera Mario Benedetti, a ese encanto estéril “estabas firmemente decidido/ a consentir que no decidirías”? En todos los partidos políticos hay candidaturas de personajes impresentables que, al cobijo de su complacencia ramplona, buscan hacerse del poder para seguir vulnerando derechos, apropiándose de recursos bajo estelas de corruptelas, falta de transparencia, opacidades, abusos de poder e incapacidad para dar resultados.

Hay que mirar la historia reciente y ver qué han hecho las autoridades que han llegado por el arrastre de figuras carismáticas, los resultados saltan a la vista: incapacidad de comprobar recursos públicos; mayores índices de inseguridad e incidentes delictivos que desde hace no muchos años llenan la nota roja de los medios locales que dan cuenta de linchamientos, asaltos con comandos armados, feminicidios, homicidios dolosos, desapariciones; servicios públicos deficientes, deterioro ambiental, imposición de ocurrencias y caprichos personales sin beneficio público y un largo etcétera.

Desde nuestra ciudadanía tenemos la responsabilidad de conocer y cuestionar a la diversidad de candidaturas, conocer su lado humano y los hechos que les preceden más allá de la retórica de campaña. Merecemos tener a las y los mejores gobernando y legislando, por eso hay que darnos a la tarea de votar para generar un mejor y más democrático equilibrio del poder, porque en la mesa de toma de decisiones públicas deben estar todas las mayorías, pero también todas las minorías; un voto diferenciado y selectivo nace de un electorado informado, crítico, propositivo y exigente.

No podemos consentir que no decidiremos, porque los contrapesos son necesarios para tejer en diálogo alternativas de solución a las problemáticas que nos aquejan. La tarea es de todas y todos.

Más recientes

Recibe Congreso de Tlaxcala informe anual de actividades de la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Este viernes, en el Salón Verde del Recinto Legislativo local, el presidente de la Comisión Permanente del Congreso del...
- Anuncio -
- Anuncio -