Martes, julio 5, 2022
- Anuncio -

Otro gran logro de la ciudadanía mexicana para nuestra salud y medio ambiente

Destacadas

Prepara gobierno decreto para multar a negocios que no respeten lineamientos contra Covid–19

El gobierno de Lorena Cuéllar Cisneros dará un enfoque totalmente diferente en la estrategia de atención y contención de...

Toma protesta Lorena Cuéllar a funcionarios del gabinete legal y ampliado

La gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros tomó protesta de ley a los integrantes de su gabinete legal y ampliado de...

Recibo un estado en condiciones desfavorables, reconoce Cuéllar al rendir protesta como gobernadora

“Recibo un estado en condiciones desfavorables por muchas circunstancias, la pandemia nos ha traído como consecuencia afectaciones a la...

El día 27 de agosto de este año, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Comarnat) aprobó la Norma Oficial Mexicana (NOM) 001 Semarnat–2021, que actualiza la de 1996, la cual hasta ahora se ha venido utilizando para ubicar los límites permisibles de contaminantes en descargas de aguas residuales hacia los 2cuerpos receptores que son propiedad de la nación.

Para entender la importancia de esta actualización basta saber que, bajo la norma anterior, se han amparado por 25 años empresas y autoridades, permitiendo que hoy más del 70 por ciento de los ríos y cuerpos de agua en México estén gravemente contaminados, ya no sólo poniendo en riesgo, sino afectando de manera igualmente grave la salud y la vida de las personas y las comunidades asentadas cerca de los ríos y de los parques y corredores en los que se asientan las industrias. Tan sólo en la Cuenca del Alto Atoyac, lo hemos dicho antes, en donde vivimos poco más del 70 por ciento de las y los habitantes del estado de Tlaxcala, entre 2002 y 2016 murió una persona cada cuatro horas por causa de enfermedades relacionadas con la contaminación industrial en la región, como insuficiencia renal, leucemia y otras. Y ahora, con las aproximaciones que se van haciendo, tan solo con la información del Inegi, parece que las muertes en la región por padecimientos relacionados con este tipo de contaminación han duplicado su frecuencia.

Con esta experiencia de Tlaxcala y otras experiencias semejantes en muchas otras regiones de emergencia sanitaria y ambiental en el país, coincidimos con quienes han trabajado en esto directamente, al considerar que la NOM–001–Semarnat–2021, recién aprobada, responde a una demanda de la sociedad civil mexicana cada vez más preocupada por el estado actual de los ríos del país y las afectaciones que provocan a la vida en el campo y las ciudades, y aporta nuevos parámetros para la vigilancia ambiental que favorecerán también los procesos de restauración socioambiental que se deban emprender. Así lo ha expresado, entre otros, el doctor Omar Arellano, investigador experto en Riesgo Ecológico de la Facultad de Ciencias e integrante del Seminario Universitario de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones (SUSMAI) de la UNAM e integrante de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

- Anuncio -

De acuerdo con la información compartida por el doctor Arellano, entre los parámetros que se integran o actualizan a la Norma están: el Color Verdadero, por el que las industrias deberán dejar de arrojar aguas residuales con colores, ya que estos estorban la realización de los procesos fotosintéticos de los microorganismos encargados de la oxigenación y metabolismo de nutrientes; la Toxicidad, que obligará a que los concesionarios no viertan mezclas tóxicas a través del agua residual, permitiendo una recuperación paulatina de los ecosistemas y la reducción también de las afectaciones a la salud de las personas, y la Demanda Química de Oxígeno (DQO), que “se trata de un parámetro que mide el consumo de oxígeno por reacciones químicas de compuestos inorgánicos. La cantidad de oxígeno en ecosistemas acuáticos es vital porque permite la vida. El oxígeno es una molécula que elimina una gran cantidad de moléculas contaminantes por mecanismos de oxido–reducción. La falta de oxígeno es uno de los causantes de la muerte súbita de peces que se presenta todos los años en presas y embalses que reciben aguas residuales”.

La actualización de esta NOM 001, además de significar un gran logro de la sociedad civil y la academia de todo el país, tiene gran importancia para nuestra Cuenca del Alto Atoyac pues, como dijimos arriba, es una condición indispensable para que se puedan elaborar e implementar Programas de Saneamiento y Restauración Integral de ésta y de todas las cuencas en el país, ya que obligará a que las empresas dejen de escudarse en una norma obsoleta para no mejorar, y en muchos casos hasta instalar sus sistemas de tratamiento de aguas residuales al interior de sus industrias, y a que las autoridades y dependencias encargadas tengan menos posibilidades de simular, como hasta ahora lo han hecho, que llevan a cabo acciones para combatir la contaminación de los cuerpos de agua en el territorio y las afectaciones a la salud de las personas que esta contaminación provoca.

- Anuncio -
- Anuncio -

Más recientes

Integra Conalep Comités de Vinculación en los tres planteles educativos

El Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Tlaxcala concluyó la integración de los Comités de Vinculación de...
- Anuncio -