Nuevamente en riesgo cinco mil hectáreas por bombas antigranizo de Audi, advierte Montiel

Alrededor de cinco mil hectáreas de cultivo de la zona oriente del estado se encuentran nuevamente en riesgo ante el uso de bombas antigranizo por parte de la armadora Audi, lo cual genera preocupación en agricultores, señaló Alfredo Montiel Bretón, comisariado ejidal de San Luis Huamantla.

Seguimos sin respuesta del gobernador –apuntó-, por lo que se llevará a cabo una reunión para retomar el asunto, “pues no nos ha dado ninguna solución; no queremos que vuelva a pasar lo mismo del ciclo pasado, que nos afecten, que se abrieron las nubes para llover, pero no caía el agüita, solo las veíamos pasar“.

No descartó la posibilidad de emprender otra manifestación en la capital tlaxcalteca, para pedir la intervención de las autoridades, ya que –indicó- José Luis Ramírez Conde, titular de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), “no resolvió nada”.


Supuestamente se revisó este caso, pero la respuesta fue que la empresa no utiliza ese método para proteger los vehículos que produce, lo cual no es creíble porque la explanada donde los coloca no está cubierta totalmente, resaltó.

“Solo una parte cuenta con mallas antigranizo, pero el resto, cientos de carros, está al aire libre, por eso deben echar las bombas antigranizo o usar otro sistema más sofisticado para evitar que las bolas de hielo los deterioren”.

Consideró que la empresa nunca va aceptar que aplica algún método para inhibir lluvias torrenciales que pongan en riesgo la producción y lamentó que a la fecha las autoridades no hayan realizado estudios para verificarlo. “Nada más nos dan largas”.

Anotó que si en este momento se llevaran a cabo las investigaciones para corroborar, no se hallará nada porque la temporada de precipitaciones pluviales todavía no comienza, por tanto, las bombas antigranizo no son usadas.

La Coordinación Estatal de Programas de Desarrollo del gobierno federal, encabezada por Lorena Cuéllar Cisneros, también informó lo mismo que el estado, pero pudo haber indagado en la época en la que ese tipo de artefactos no es utilizado, añadió.

“Por eso queremos anticiparnos para que no pase lo de hace un año que la verdad nos fue fatal, de una hectárea se levantó media o una tonelada, estuvo muy mal”.

Unas cinco mil hectáreas estarían nuevamente en riesgo en este año –remarcó-, es una superficie amplia porque es en toda la parte oriente, no solamente el ejido de San Luis Huamantla, también los de Altzayanca y Cuapiaxtla.