Jueves, junio 17, 2021

No hay peor ciego que el que no quiere ver

Destacadas

Mantienen plantón pobladores de Coyomeapan; exigen voto por voto en la elección municipal

Tehuacán. Desde hace 10 días, pobladores de Coyomeapan, municipio enclavado en la Sierra Negra, mantienen un plantón para exigir...

Abre la FGE una investigación por la desaparición del director de seguridad de Petlalcingo

La Fiscalía de Investigación Regional de Acatlán de Osorio (FIRAO) abrió una carpeta de investigación por la desaparición de...

Tanto en el Plan Nacional de Desarrollo como en el Plan Estatal, y como pasa en gran parte de los municipios, los problemas de las mujeres sólo quedan en el papel, ideas sin profundidad, de simulación y sin propuestas de fondo; falta de recurso con perspectiva de género o desvío de este poco recurso designado para acciones dirigidas a atender las problemáticas que enfrentamos las mujeres; minimización del contexto de violencia permanente hacia las mujeres en todos los ámbitos y una evidente falta de voluntad, es lo que demuestran diariamente las autoridades que nos representan.

Ante estas conductas y graves omisiones, la sociedad civil, academia y ciudadanía en general hemos generado mecanismos de observancia e incidencia, a partir de la generación de datos, análisis de contextos e investigaciones que den cuenta de las deudas que tienen las instituciones y contrasten lo informado por las autoridades estatales y federales, que siempre de manera muy maquillada presentan sus propios datos, los “otros datos”.

En las últimas semanas hemos observado notas que han informado sobre algunos datos respecto de la violencia hacia las mujeres, de feminicidios y sus “avances”; en este último, hemos contrastado la información que tenemos registrada sobre el número de feminicidios sucedidos a partir de 2008 como integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, analizando y dando seguimiento puntual al tipo penal de este delito, así como el actuar de las instituciones encargadas de legislar y de administrar y procurar justicia. Con ello, hemos informado sobre las graves omisiones e impunidad que se mantienen desde su tipificación en marzo de 2012.

- Anuncio -

No es de extrañar que el pasado martes se diera a conocer en un medio local los resultados del Índice Estatal de Desempeño de las Procuradurías y Fiscalías 2019 de la organización Impunidad Cero, en el cual Tlaxcala “encabeza la lista de las 10 entidades con los sistemas de procuración de justicia más lentos, poco confiables, con procedimientos opacos y poca efectividad en la investigación y sanción de los responsables”. Abona, además, que el grave problema de nuestro sistema se encuentra en la procuración de justicia donde los MP son insuficientes y con fuertes cargas de trabajo, el tiempo de espera al que obligan a las personas denunciantes para ser atendidas, el bajo porcentaje de efectividad en las investigaciones, el incumplimiento de las órdenes de aprehensión principalmente en los casos de homicidios dolosos.

Y aún con esta evaluación, hay quienes consideran como un logro la primera sentencia por el delito de feminicidio en el estado; esto, sin embargo, lo que muestra es la gran deuda que el Estado tiene hacia las familias y mujeres víctimas de este delito. De 2012 que se logró la tipificación del feminicidio en Tlaxcala a la fecha, el Colectivo Mujer y Utopía ha registrado 103 casos de asesinatos por razón de género, de los cuales sólo se han informado siete carpetas de investigación de 2017 a lo que llevamos de 2019. Mediante un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del Estado fue que se dio a conocer esta sentencia proporcional de 26 años y ocho meses, ya que el imputado se declaró culpable, así como una multa de 122 mil 257 pesos como reparación del daño; pero menciona además el comunicado que esto “con pleno conocimiento y aceptación de la parte afectada”.

Con esta única sentencia a más de siete años de la tipificación del feminicidio y con un porcentaje de impunidad escandaloso, además de la falta de un protocolo especializado para la investigación de este delito, no podemos considerarlo como un logro afortunado; por el contrario, esperaríamos que al menos estas siete carpetas de investigación tuvieran la misma suerte y que además dejen de minimizar estos hechos como casos aislados o de comparar las cifras con otros estados. Las vidas de las mujeres no pueden seguir representando únicamente números para posicionarse como un estado con índices bajos de violencia, el problema existe y es grave; que no olviden que la explotación sexual, las violaciones a niñas y adolescentes que terminan en embarazos no deseados siendo además torturadas a llevar a término esos embarazos, el aumento en el número de feminicidios y desapariciones, el índice de violencia obstétrica, la falta de aplicación de la norma 046, entre otros, son una forma de violencia feminicida que sigue entre los pendientes para las mujeres.

Con este panorama local desalentador en la garantía del acceso a la justicia de las mujeres, también ha resultado desalentadora la postura del Ejecutivo federal, pues en su mensaje con motivo del Primer Informe Presidencial, no hizo ningún tipo de referencia a la situación generalizada de violencia y feminicidios que viven las mujeres en todos los estados, nos quedan claras sus prioridades y sus intentos de atender esos temas; sin embargo, para las mujeres no nos queda claro cómo se garantizará nuestra seguridad y la defensa de nuestros derechos.

Es cierta la frase de que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, las declaraciones de un gran porcentaje de autoridades no dimensionan la falta de capacidad que existe al interior de las instituciones encargadas de prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar la violencia; existe una fuerte ceguera de género, no se comprenden los impactos que existen debido a las violencias que se ejercen sobre las mujeres, lo que impide realizar una profunda revisión de la política pública y de los mecanismos que se ejecutan para una reparación del daño integral y la garantía de no repetición. Nuestras autoridades tlaxcaltecas distan mucho de cubrir estas grandes e históricas deudas, mientras sigan negando y minimizando lo que los diagnósticos, evaluaciones y en carne viva dan muestra sobre nuestro contexto estatal.

- Anuncio -

Ultimas

Suma la FGE 29 nuevos agentes investigadores

La Fiscal General del Estado (FGE) incorporó a 29 nuevos agentes investigadores, los cuales son egresados del Instituto de...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -