Lunes, mayo 10, 2021

Movimiento PRO AMLO

Destacadas

Pese a veda, “Bulnes Arquitectos” perfora pozo profundo para dotar de agua a la lujosa torre en espiral de Vía Atlixcáyotl

A pesar de la veda que existe por parte de la Conagua, el desarrollo inmobiliario “Bulnes Arquitectos”, que construye...

Segundo atraso del IEE en aprobar listas de candidatos rezaga inicios de campaña en Morena

Por segunda ocasión en menos de una semana, el Instituto Electoral del Estado (IEE) retrasó la aprobación de la...

Ha ocurrido un intento de linchamiento cada 3 días en Puebla durante 2021

En promedio cada tres días ocurrió un intento de linchamiento en Puebla durante el primer cuatrimestre del año, eventos...

¿Y por qué no respaldar a AMLO y a la 4T? En un hecho que no tiene precedentes en la historia política reciente, un grupo de ciudadanos tomó la plaza pública para refrendar el apoyo al presidente. El llamado PRO AMLO es una respuesta política a los embates de otros movimientos, grupos de intelectuales orgánicos, prensa escrita tradicional, que en los últimos tiempos han criticado con obsesiva agudeza al gobierno de la 4T. PRO AMLO visibiliza con toda nitidez la polarización en la que vive el país desde hace décadas y muestra las diferencias, desigualdades y marginación que fueron promovidas por el antiguo régimen político. El movimiento expresado en las calles de la Ciudad de México, cuyo punto de encuentro es la plancha del zócalo, también muestra que la disputa por el espacio público tiene enormes significados para la vida política, social, cultural y económica del país. No hay registro en la época reciente que cientos de mexicanos salieran a las calles a respaldar al presidente.

La disputa por la plaza pública tiene su historia y no siempre ha sido lugar para la protesta, en las épocas doradas del PRI, el zócalo de la Ciudad de México fue ocupado para mostrar la maquinaria del poder, ahí se expresó el corporativismo mexicano y las formas de control político autoritario, por lo regular los burócratas del sistema eran acarreados para apoyar al presidente en turno, ocurría en los desfiles del  5 de mayo, en los informes presidenciales del 1 de septiembre o en los cierres de campaña de los candidatos del PRI ante un escenario de nula competencia política, el espacio público era el lugar para el festín del ejercicio del poder autoritario. En otro momento, el zócalo sirvió para la protesta al régimen autoritario, lo casos más ilustrativos se dieron en el movimiento de 1968, donde miles de estudiantes tomaban las calles para protestar contra el régimen represor que no permitía la libertad política, la libre expresión y la pluralidad política. El zócalo fue punto de reunión para gritar consignas en contra del gobierno. En esa época, tanto en 1968 como en 1971, la represión fue brutal, ahí se circunscribe la matanza del 2 de octubre, que aunque no ocurrió en la plancha del zócalo y éste fue en la plaza de Tlatelolco, quedó demostrado que la disputa por el espacio público no tenía cabida para una pizca del ejercicio de la libertad.

Fue en el año 1987 y particularmente en 1988 que la plaza pública fue el escenario real para mostrar la decadencia del régimen autoritario, aunque hubo de pasar al menos varios años más para la conquista de derechos político–electorales que se alinearan a la posibilidad de vislumbrar en el horizonte una democracia al menos electoral. La plancha del zócalo fue símbolo político para la lucha contra los fraudes electorales, ocurrió en 1988, en 2006 y 2012, pero en ese trayecto también se dio la marcha de 1991 encabezada por AMLO llamada el éxodo por la democracia y las concentraciones masivas en 2005 ante el famoso desafuero, evento que movilizó a miles de seguidores para respaldar al entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México ante el embate de Vicente Fox. Desde luego se suman los cierres de campaña y los plantones en Reforma y el zócalo ante el fraude electoral de 2006. Sobra decir que en el inter también se han sumado cientos de mítines para manifestar el rechazo a la acciones de los gobiernos neoliberales del PRIAN en contra de trabajadores, campesinos, estudiantes y grupos que han sido históricamente excluidos.

- Anuncio -

De hecho, las disputas por el poder han encontrado en el zócalo de la Ciudad de México una expresión simbólica. Ahí, en 2012, se conforma el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que luego en 2014 obtendría su registro como partido político nacional.

Así, durante la campaña de 2018 el zócalo fue punto neural para el apoyo a la candidatura presidencial de AMLO, fue el lugar para celebrar el arrollador triunfo de ese año y ha sido punto de encuentro para acompañarlo en la toma de protesta como presidente de México y en los informes públicos sobre el estado que guarda la nación. Precisamente en el año 2018, el zócalo se convirtió en un punto para celebrar la llegada de AMLO a la Presidencia y por primera vez, luego de muchos años, la plancha no fue punto de concentración para protestar contra el gobierno y sus instituciones, sino para vitorear a su presidente.

Por eso no es casual que se haya activado el movimiento PRO AMLO, éste ha estado ahí y ahora decidió visibilizarse en el marco una vez más de la disputa por el espacio público. Antes los embates de la derecha y de los grupos contrarios a la 4T, que exigen su renuncia, ya sea con desplegados en la prensa o tiendas de campaña, los seguidores de AMLO han decidido tomar las calles y manifestarse en la plancha histórica para volver a refrendar su apoyo al presidente. Otra vez se escucharon las consignas que han acompañado la lucha por un México menos desigual, menos corrupto y más justo., otra vez cientos gritaron “es un honor estar con Obrador”. Ver para creer.

- Anuncio -

Ultimas

00:25:25

Dinero ilegal en campañas electorales. Una realidad que no ha podido frenar el INE.

Hoy en Las Reporteras que presenta La Jornada de Oriente: Mónica Camacho entrevista Germán Reyna y Herrero, director de ARH...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -