Llegada de 250 migrantes rebasa capacidad de atención del albergue de Apizaco

Debido al arribo de alrededor de 250 personas migrantes, entre ellas mujeres e infantes, la capacidad de atención del albergue “La Sagrada Familia”, ha sido rebasada, por lo que la mayoría se encuentra en la parte exterior del inmueble para reducir riesgos de posibles contagios de Covid–19.

Elías Dávila Espinoza, representante de esta casa ubicada en el municipio de Apizaco, refirió que posiblemente se trata de integrantes de la caravana que intentó cruzar a México, pero lograron separarse del grupo e ingresar al país.

Explicó que la determinación de mantener al interior a un número reducido de personas, no es una cuestión de marginación sino de aplicar y respetar los protocolos sanitarios, por lo que se ha dado prioridad a mujeres, niñas y niños.


La mayor parte de estos migrantes son jóvenes y son quienes se mantienen en la parte de afuera (cerca de 150), ya que en caso de tener el virus, por su edad, podrían ser asintomáticos, pero se espera que sigan su viaje a la brevedad, indicó.

“La intención es evitar el hacinamiento adentro del albergue, precisamente por la pandemia que afecta en este momento al estado, a México y al mundo entero; se trata de seguir las recomendaciones de distanciamiento físico”.

Anotó que hasta ahora no se han realizado mediciones ni preguntas a estas personas para identificar posibles casos de contagio de Covid–19, ya que las y los voluntarios están enfocados a brindar atención con alimentos y ropa.

Asimismo, expuso  que a partir del pasado lunes comenzó la llegada de migrantes a esta casa. Casi todos provienen de Honduras, lugar del que huyen de la violencia y la pobreza, principalmente, agregó.

Nuevamente requirió el apoyo de la sociedad con donación de alimentos y ropa a fin de que estas personas cuenten con vestimenta que los proteja de las inclemencias del tiempo mientras realizan su viaje hacia la frontera con Estados Unidos.