Licita Secoduvi último tramo de modernización de la carretera Tlaxcala–Apizaco

El titular de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi), Alejandro Serrano García dio a conocer que en estos momentos se realiza el proceso de licitación de obras del último tramo carretero del proyecto de modernización de la carretera Tlaxcala–Apizaco, para lo cual se estima una inversión de alrededor de 200  millones de pesos.

Explicó que se trata de obras que se realizarán a partir del próximo año entre el puente de acceso a la zona de hospitales –en la comunidad de San Matías Tepetomatitlán, municipio de Apetatitlán– y la entrada a la población de Atlihuetzía, Yauhquemhecan. Este tramo carretero, indicó, es el último del proyecto de modernización de la carretera Tlaxcala–Apizaco que puso en marcha el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez a principios de 2019.

“Está en proceso de licitación, en estos momentos, el siguiente tramo carretero, que abarca desde la zona de hospitales, donde está el puente, hacia adelante para entrar a Atlihuetzía y un poquito más adelante, es continuidad, pues recuerden que este es un proyecto integral que inicia desde el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (Cecyte) hasta esta última parte que vamos a empezar a trabajar”.


De acuerdo con el titular de la Secoduvi, en este proyecto de infraestructura se estima una inversión de alrededor de 200 millones de pesos, aunque también dependerá de los resultados del proceso de licitación que convocó la administración estatal.

“Se estima que debemos manejar 200 millones de pesos, más o menos, obviamente esto está sujeto a la licitación, no puedo entregar números concretos porque está el proceso de licitación, y ustedes pueden entrar a la página de internet para que vean de qué se trata, de lo que estamos hablando”, indicó el funcionario.

En tanto, Serrano García refirió que el avance de las obras de modernización de esa vía de comunicación es de alrededor del 90 por ciento, por lo que confió en que serán concluidas antes de que finalice el presente año; aunque el 10 por ciento restante, observó, implica algunas situaciones no detectables porque están ocultas debajo de la tierra.

“Deben ser comprensivos tanto ustedes como todos los usuarios que son trabajos de gran envergadura y, a veces, nos vemos sujetos a situaciones que no se contemplan porque están debajo de la tierra, pero muchas de las veces siempre hay forma de solucionarlas, pero lleva un poquito más de tiempo”.

Serrano García recomendó a los conductores tomar las precauciones necesarias para evitar percances en la zona donde se realizan los trabajos, pues si bien aseguró que existen las indicaciones y señalizaciones de precaución, no está por demás que se conduzca con mayor cuidado.