Martes, agosto 16, 2022
- Anuncio -

Las violencias que permanecen en las familias y poco se habla de ellas

- Anuncio -

Relacionadas

Estrangulamiento, causa de muerte de hombre de origen alemán: PGJE

De acuerdo con el dictamen del área del Servicios Periciales adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Estado...

Maseca, la empresa responsable del aumento del precio de la tortilla: Profeco

En la actualidad, el director general de Gruma y Maseca es Juan Antonio González Moreno, quien asumió el cargo...

Contratará IMSS–Bienestar a 224 médicos especialistas para Tlaxcala

A través del Plan de Salud IMSS–Bienestar se contratarán a 224 médicos especialistas para Tlaxcala, con el fin de...

Destacadas

Estación migratoria de Puebla es “torturante”, advierten IDHIE y Servicio Jesuita a Migrantes

El Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria SJ (IDHIE) y el Servicio Jesuita a Migrantes México (SJM) denunciaron que...

15% de las viviendas en la capital de Puebla se encuentran deshabitadas: Assenet Lavalle

De las 450 mil viviendas que existen en la ciudad de Puebla, más de 67 mil viviendas –equivalentes a...

Morena elegirá a su dirigencia en Puebla el 21 de agosto sin repetir asambleas distritales: Mario Delgado

El presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, informó que la renovación de la dirigencia en Puebla se llevará...

En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 15 de mayo como el Día Internacional de las Familias, considerando la familia como el núcleo central de cualquier sociedad; para “resaltar el valor de la familia a nivel mundial, ya que de ella depende que los seres humanos logren integrarse de manera sana y completa en su entorno y de esta manera alcanzar niveles de convivencia, donde se respeten las reglas y normas que rigen a la sociedad”.

Actualmente, la sociedad ha tenido que adaptarse a los nuevos roles que tanto mujeres como hombres han venido desempeñado, conformando estructuras familiares poco tradicionales o convencionales; muchas veces como respuestas ante las dinámicas de violencia que cada vez toman mayor fuerza como inaceptable, pero que aún muchas mujeres, niñas y niños viven a falta de programas a los que puedan acceder e iniciar un proceso que proporcione la atención adecuada y permita salir de estas espirales de violencia.

Sin embargo, poco se sigue abordando de las diversas violencias al interior de las familias, donde los principales impactos lo siguen viviendo mujeres, niñas y niños; las violencias se mantienen aún en lo oculto, “los secretos de familia”, como el incesto y la violencia sexual. Este martes se presentó el libro de la Dra. Gloria González–López, Senderos feministas. Andares sentipensantes en la academia y durante la pandemia, como parte de la Semana de la Familia, convocada por la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano de la Universidad Autónoma de Tlaxcala; el texto invita a reflexionar qué experiencias se viven en las familias mexicanas, aquellas que no se hablan, las que el patriarcado nos enseña a ocultar y que mantienen el dolor, como estas expresiones de violencias.

- Anuncio -

Las desigualdades que seguimos viviendo las mujeres en todos los espacios, incluido el hogar, terminan invisibilizando realidades al interior de las familias y que socialmente se normalizan con estos roles que se romantizan y que no favorecen en la denuncia de las problemáticas que se viven en nuestro país; más allá de promover actividades para compartir en familia, las instituciones tienen la obligación de identificar aquellas prácticas que siguen causando daños y que no protegen a quienes forman parte de estas familias.

A través de una investigación activista feminista, González–López rescata y nombra algunas de estas realidades, desde las experiencias de quienes han vivido estas violencias, y visibiliza la importancia de no ver el marco normativo como un catálogo de violencias, como lo ha expresado Marcela Lagarde sobre la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sino como un instrumento para comprender las violencias que vivimos las mujeres en los diferentes ámbitos y las estrategias para su atención.

Sin duda, el espacio de la familia sigue siendo el primero en el que las mujeres experimentamos alguna o varias formas de violencia y, sin embargo, a pesar de contar con instituciones dirigidas especialmente para poner atención a lo que se vive en las familias, se sigue ejerciendo violencias desde este ámbito; además de que las actitudes y prácticas machistas al interior de estas instituciones han llevado a promover la conciliación, pues “el valor de la familia” les resulta más importante que la seguridad y la vida de las mujeres.

La iglesia, incluida como una institución que opina sobre las dinámicas de las familias, sobre todo cuando las mujeres deciden separarse, condena y maneja narrativas de castigo contra todas estas mujeres. Por lo que resulta importante que, desde el espacio académico, también como una institución que construye sociedad y que también transmite valores, aborde las realidades actuales y promueva opciones que estén a su alcance para la modificación de dinámicas de relacionarnos y de construir familias.

Desde el enfoque feminista, Gloria González también comparte metodologías para la educación y su impacto en las familias, así como de investigación desde la academia, a partir de una influencia clara de Lorena Cabnal, feminista comunitaria, sobre cuestionar el extractivismo en las comunidades; en la misma lógica, muestra lo necesario que es cuestionar el extractivismo intelectual al investigar, pues no sólo toma las vivencias para vaciarlas en un libro, sino que conoce y siente las experiencias con y para otras personas.

Temas como la violencia sexual y el incesto no pueden mirarse únicamente como casos aislados, sino que deben entenderse y sentirse como parte de nuestro contexto más cercano, a partir de lo que entendemos y construimos por familia, de cómo sigue siendo una forma de discriminación contra las mujeres, niñas y niños; de cuestionar la falta de políticas públicas con perspectiva feminista, lo que ha generado muy pocos resultados y altos niveles de impunidad.

A este día de la familia se suma el muy cercano festejo al día de las madres, basta con mirar los regalos que se siguen dando a las mujeres como las cuidadoras del espacio privado, aquellas que necesitamos electrodomésticos para vivir plenamente “y como se debe” nuestras maternidades; esto abona a una dinámica familiar desigual y violenta.

Mientras se mantenga una política de Estado de festejos románticos, con música y con mensajes de creer que lo que deseamos se logrará desde el corazón, seguirá colocando en riesgos feminicidas a las mujeres. Hoy más que nunca se requiere generar análisis desde metodologías feministas para modificar de fondo estas opresiones, las prácticas institucionales omisas, machistas, tolerantes a las violencias y que se siguen mostrando insensibles a estas realidades y se refleja en la falta de investigaciones, de políticas públicas.

[email protected]

- Anuncio -

Ultimas

Maseca, la empresa responsable del aumento del precio de la tortilla: Profeco

En la actualidad, el director general de Gruma y Maseca es Juan Antonio González Moreno, quien asumió el cargo...
- Anuncio -
- Anuncio -