Domingo, junio 20, 2021

Las elecciones de 2021 no están en el ánimo de los tlaxcaltecas

Destacadas

Lorena Cuéllar afrontó crisis económica, aumentó recaudación e impuso orden como alcaldesa

En medio de una crisis económica que puso en jaque el pago de nómina, como presidenta municipal de Tlaxcala,...

Desarrollo social, infraestructura y seguridad, logros de Anabell Ávalos como alcaldesa

La disminución de hasta 40 por ciento en el índice de inseguridad, la profesionalización y certificación de la policía...

Exigen comunidades a autoridades ser incluidas en proyectos de rescate y conservación de La Malinche

Representantes de 12 comunidades aledañas a La Malinche exigieron a las autoridades respeto a sus usos y costumbres y...

Las elecciones de 2021 no están en el ánimo de los tlaxcaltecas. A pesar de que se cambia gobernador, congreso, ayuntamientos y presidencias de comunidad. La mayoría está ocupada en encontrar mecanismos para enfrentar la pandemia y no morir en el intento. El futuro de la economía doméstica no se ve muy halagador.

En donde se frotan las manos es en los partidos políticos y sobre todo en aquellos que tienen posibilidades de relegirse, como es el caso de los diputados locales y los presidentes municipales, sin embargo, el desempeño al frente de su responsabilidad no se destaca por el servicio a la ciudad y a los ciudadanos.

En el ámbito nacional Tlaxcala no tiene gran peso político, a pesar de que varios de los exgobernadores se mantienen vigentes, como es el caso del senador con licencia José Antonio Álvarez Lima, el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya y la ex gobernadora Beatriz Paredes Rangel. Todos dentro del continuum PRI-PRD-Morena.

- Anuncio -

Lo que anticipa, como sucede desde 1998, es que la decisión de los electores estará definida por una contienda entre dos priistas con trajes diferentes. Uno puede ser del PRI y otro de Morena. Los demás partidos tienen pocas posibilidades, salvo que se integren en un frente común.

Como sucede desde 1998 el triunfo estará determinado por la coyuntura que vive el país y el Estado, más que por las características de los candidatos o de los partidos, que, a final de cuentas, los grupos políticos se acomodan con aquel que consideran tiene mayores posibilidades de triunfo.

La fidelidad de los tlaxcaltecas hacia AMLO

Una parte importante de los electores tlaxcaltecas se han distinguido por estar, desde la elección de 2006, 2012 y 2016 con el candidato -hoy presidente Andrés Manuel López Obrador. Lo que permite que en la elección de 2018 lleguen al congreso federal y estatal “perfectos desconocidos”.

En la elección de 2006, en la que AMLO hace su primer intento para acceder a la presidencia de la república. La competencia se produce frente al PAN y Felipe Calderón. En esa ocasión los tlaxcaltecas le otorgan 180 mil 537 votos, que representan el 44 por ciento de la votación total, que es de 410 mil 230 sufragios.

- Anuncio -

6 años después, AMLO vuelve a la boleta de la competencia presidencial, ahora frente al PRI y Enrique Peña y a pesar de que la entidad tiene un gobierno priista, los tlaxcaltecas le sacan la vuelta para entregar el 40.38 por ciento del total de la votación al candidato del PRD y aliados. 210 mil 792 votos de un total de 521 mil 915 votantes.

La tercera fue la vencida, y en 2018 AMLO regresa a la boleta y los tlaxcaltecas le entregan 350 mil 486 votos de una votación total de 612 mil 712 electores. Entre 2012 y 2018 la votación se incrementa un 66 por ciento a favor del actual presidente, cuando el crecimiento registrado entre 2006 y 2012 fue del 16.75 por ciento.

A pesar de ello, ni en 2004, 2010 y 2018 alcanza para que un candidato ligado al grupo del presidente logre derrotar a los candidatos del PRI y del PAN, que como recordamos todos son del PRI y 2021 no será la excepción.

Las y los candidatos de la alternancia 1998-2016

En 1998 compiten por la gubernatura Jorge Moreno Duran (PAN) Alfonso Sánchez Anaya (PRD, PT, PVEM) y Alfonso Sánchez Pérez (PDM). La competencia real fue entre los candidatos del PRI y el PRD-PT-PVEM. El margen de ganancia es de 7 mil 318 votos. Se prueba la candidatura común y luego, desde el gobierno se desecha.

En 2004 aparecen las alianzas. Todos por Tlaxcala registra a Mariano González. Alianza Ciudadana por Tlaxcala va con Héctor Ortiz. La Alianza Democrática presenta a María del Carmen García, después de ganar un juicio a Gelasio Montiel (CG141/2004). Entre el primero y segundo lugar la diferencia son 3 mil 910 votos. El PAN llega al Poder Ejecutivo.

La elección 2010 es trascendente por dos factores; primero porque se registra la repetición de un candidato de la elección anterior (Mariano González (Coalición Unidos por Tlaxcala) y por la presencia de 3 candidatas mujeres. Rosalía Peredo (PS), Minerva Hernández (Coalición Transparencia y honestidad por Tlaxcala) y Adriana Dávila (Coalición Alianza por el progreso de Tlaxcala) y por primera vez, también se da la declinación de Minerva Hernández a favor de Adriana Dávila. El margen de ganancia entre el primero y segundo lugar es de 2 mil 648 votos a favor de Mariano González.

En 2016, la diferencia entre el primer y segundo lugar es de casi el doble de las 3 alternancias anteriores 13 mil 756 votos. Además, se inscriben 7 competidores (as), entre ellas una repetidora Adriana Dávila (PAN), Marco Antonio Mena (PRI-PVEM-PANAL-PS-PES) Lorena Cuellar (PRD), Edilberto Algredo (MC), Felipe Hernández (PAC), Marta Palafox (MORENA) y Jacob Hernández (Independiente).

En su primera incursión electoral MORENA obtiene 36 mil 939 votos, el 6.33 por ciento, el PRD 175 mil 743 (30.13 por ciento) y encuentro Social 4 mil 436 (0.76 por ciento).

Cómo ganar una elección para gobernador con todo en contra

En la conferencia ¿Cómo ganar una elección para gobernador, con aparentemente todo en contra?, el ex gobernador y presidente del Consejo Mayor del Partido Alianza Ciudadana (PAC), Héctor Ortiz propone un decálogo para quienes compiten por un puesto de elección popular?

1.Ser conocido; 2. Poseer prestigio personal; 3. Contar con recursos humanos y económicos necesarios; 4. Generar expectativa de triunfo en el electorado; 5. Tener estructura electoral completa; 6. Hacer una campaña eficiente; 7. Poseer el respaldo de uno o varios partidos políticos; 8. Medir con objetividad las preferencias electorales; 9. Vigilar adecuadamente el proceso el día de la elección y, 10. Defender el triunfo obtenido.

6 de los 10 puntos se refieren a la definición de una candidatura. En esa lógica cabría preguntarse quienes de las 17 personas que se mencionan son conocidos. Adriana Dávila, Anabell Avalos, Anabel Alvarado, Ana Lilia Rivera, Minerva Hernández, Lorena Cuéllar, Florentino Domínguez, Gelacio Montiel, Juan Carlos Sánchez, Julio César Hernández, Joel Molina, Mariano González, Manuel Camacho, Miguel Ángel Covarrubias, Noé Rodríguez, Ricardo García y Santiago Sesín.

Cuantos de ellos cuenta con prestigio personal y sobre todo dinero para una campaña. Quienes generan una expectativa de triunfo que le permitan el respaldo de varios partidos políticos vía alianza o coalición, y hasta dónde tienen medidas las preferencias electorales fuera de las mediciones que hacen las empresas encuestadoras.

Los resultados electorales alcanzados por el PAC como partido político reflejan el olvido de un elemento fundamental. La coyuntura que significa el rechazo a la imposición del gobernador Sánchez Anaya por convertir la gubernatura en una posesión familiar.

Elementos coyunturales que hay que tomar en cuenta

Algunos elementos de coyuntura que las y los aspirantes deben tener en cuenta. El papel del gobierno federal que se refleja en la economía familiar. Se han perdido empleos con seguridad social y disminuido los ingresos de la mayor parte de la población que vive del mercado informal. Hasta dónde los beneficiarios de los programas sociales dinamizarán el mercado interno y se convertirán en votos cautivos.

La actuación del gobierno local. La economía no le fue tan mal, no se registran actos violentos en contra de la sociedad. Impulsa programas locales como supérate y obras de infraestructura -carretera, hospital y estadio. Entre la ciudadanía no levanta grandes emociones y el partido ha estado desaparecido.

Las oligarquías locales nunca han dejado el poder. La genealogía de las familias que ha ejercido el poder económico y político local pueden rastrearse hasta 1930. Aunque registra una reacción en contra en 2004. Entre el PRI y Morena corren intereses familiares que pueden reducir la competencia a un simple acuerdo.

Los movimientos feministas mandan el mensaje de que la equidad debe ser parte del acceso a la representación popular. En la vida pública de Tlaxcala solo una mujer se ha desempeñado como gobernadora. Las mujeres son más de la mitad de la población y de los votos, por lo que es imperativo que la competencia por el gobierno del Estado sea entre mujeres.

- Anuncio -

Más recientes

Cobat–TBC imparte curso de capacitación a directivos y personal de los planteles sobre uso del SISE

La Dirección General del Colegio de Bachilleres del Estado de Tlaxcala (Cobat) y Telebachilleratos Comunitarios (TBC) imparte curso virtual...
- Anuncio -
- Anuncio -