Viernes, marzo 1, 2024

La gente joven tiene la oportunidad de hacer la diferencia en Tlaxcala: Kathya Torres

Para Kathya Elizabeth Torres Vázquez, la gente joven que ha llegado a la administración pública tiene la oportunidad de hacer la diferencia en la forma de atender a la población. En su caso, se ha desempeñado en el sector privado, en una asociación civil y ahora en el gobierno estatal, en donde ha descubierto que tiene mucho por dar a los tlaxcaltecas a través de su desempeño profesional en el servicio público.


Kathya fue candidata a diputada local por el desaparecido Partido Liberal Tlaxcalteca (PLT) en los comicios de 2010 y antes de esta experiencia colaboró en el Instituto Tlaxcalteca de la Juventud (ITJ) en la promoción de programas a favor de este sector de la población en el sexenio del perredista Alfonso Sánchez Anaya.

Tras su paso por empresas en el área de comercio exterior y convencida del proyecto que encabeza el gobernador Mariano González Zarur, cruzó la línea ente el sector privado y el público, por lo que desde 2011 se desempeñó como directora de Inversión Extranjera y Comercio Exterior y ahora como directora de Industria en la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (Setyde).

Nació en el Distrito Federal y sus padres son Eusebio Torres Márquez –administrador de empresas originario de Tlaxcala– y Hortensia Vázquez Acosta –oriunda de Chilpancingo, Guerrero.

- Advertisement -

Tras varios años de vivir en la capital del país, la familia Torres Vázquez se mudó a San Damián Texoloc en 1985, donde el señor José Eusebio realizó varias actividades en el Comité Directivo Municipal del PRI de Tetlatlahuca. En ese tiempo Kathya tenía 5 años de edad.

–¿Cómo fue su infancia?–, se le inquiere a Kathya en entrevista con La Jornada de Oriente que se realiza en instalaciones de la Setyde.

- Advertisement -

–Tuve una infancia muy bonita, viví en un ambiente familiar, con la protección, guía y exigencia de mis padres. Mis hermanas y yo vivimos con cierta rigidez en nuestra formación, pero al final el resultado se da al sentirnos personas de bien, responsables, honestas y lo que en su momento pudimos haber reprochado a nuestros padres por no permitirnos hacer muchas cosas, ahora lo agradecemos. Tuve una infancia muy sana, de excelente convivencia con la familia, siempre hemos estado unidos, rodeada de amistades que conservo desde muy chica. Tener ese grupo tan sólido de gente cercana a mí, me ha permitido avanzar, dar pasos y tomar decisiones importantes en mi vida.

–¿Dónde realizó sus estudios?

–En el Colegio Esperanza de Chiautempan asistí a la primaria, en el Instituto Sor Juana Inés de la Cruz hice la secundaria y preparatoria; estudié Negocios Internacionales en la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) y la Licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El preescolar lo cursé en el Distrito Federal en el kínder de mi abuela.

–¿Recuerda a algunos de sus compañeros de la escuela?


–Tuve la fortuna de tener contacto estrecho con compañeros desde la primaria, ahora se desempeñan exitosamente algunos de ellos en el sector privado y otros en el servicio público.

–¿Participó en algún movimiento social, político o universitario?–, se le pregunta.

–Cuando mi papá militaba en el PRI constituyó la asociación Ciudadanos Progresistas del Estado de Tlaxcala, desde ahí me involucré en la labor social. Mi familia y mis hermanas siempre estuvimos en contacto con la gente. En la escuela participaba en actividades, también en el ITJ en integrar los comités municipales de la juventud.


–¿Qué otros estudios ha realizado?–, se le inquiere.

–Por el momento no, tengo el propósito de estudiar una maestría. Por las características de mi carrera he seguido preparándome en idiomas porque en la actualidad es necesario tener ese plus por la necesidad de tener contacto con gente de otras nacionalidades. He estudiado inglés y alemán.

–¿Qué significa para usted ser tlaxcalteca?

–Es un orgullo, es algo que a mí me engrandece como persona, la posición que tuvo Tlaxcala a lo largo de la historia nos debe hacer sentir orgullosos, llevamos la sangre guerrera, de siempre buscar ir más allá, de no conformarse a pesar de las adversidades y los obstáculos. Siento un orgullo y una pasión por el estado, saber que hay gente que nos necesita nos obliga como profesionistas, ciudadanos y en este momento como servidor público a dar lo mejor de uno. No hay límites, responde.

–¿Ha ocupado un cargo en alguna asociación civil?

–Fui vocal de Ciudadanos Progresistas y además he trabajado con grupos de diferentes municipios en campañas políticas, labores de trabajo social y gestiones.

–¿Cuál es su experiencia laboral y profesional?

–Desde que egresé de la carrera de Negocios Internacionales hice mis prácticas profesionales en lo que fue la empresa AZT Internacional, después ingresé a la fábrica La Luz del señor Gilberto Temoltzin en el área de exportaciones y después en el Distrito Federal trabajé en el grupo Kaltex en el área de comercio exterior y al regresar a Tlaxcala estudié derecho y me integré al despacho Consultores Jurídico–Empresariales como asesora en temas de comercialización. Ahí empecé a tener contacto con empresas de diferentes ramas, como la de alimentos, textil y servicios.

–¿Cuál fue el primer puesto público que desempeñó?

–Tuve la oportunidad de colaborar un tiempo en el ITJ, promoviendo los programas de apoyo a jóvenes, me sentía identificada con la labor que se hacía para buscar un espacio a favor de los jóvenes. Ahora trabajo en la Dirección de Industria de la Setyde, observa.

Al ITJ ingresó en 1999 junto a un grupo de jóvenes de diferentes corrientes partidistas.

–¿Algún familiar cercano a usted se ha dedicado a la política, aunque ya no lo haga en la actualidad?–, se le pregunta.

–La persona que tuve más cercana y que participaba en la política es mi papá, en su momento mi abuelo con el gobernador Anselmo Cervantes que era de Texoloc. Mi papá colaboró con el PRI y fue por esa cercanía que me he inclinado por este medio. Mi papá trabajó en los comités municipales de Tetlatlahuca y de Texoloc, también fue presidente del comité seccional.

–En su casa se hablaba de política, ¿cuáles eran los temas?

–Siempre, somos una familia crítica en el buen sentido de la palabra. Estamos pendientes de lo que se va dando en el medio del estado y del país. En la mesa sale el tema político, cada uno con su punto de vista en temas económicos, políticos o sociales.

–¿Su familia tiende a ser más de izquierda o de derecha en términos ideológicos?

–De centro–izquierda, me considero una persona que siempre está en busca de la causa común, de las cosas justas, pero también sé que las cosas se ganan. El gobierno no debe ser paternalista, las cosas se tienen que ganar, hay que esforzarse. No hay que depender de la política para ver qué me dan, sino ver qué voy a aportar. Incursioné en la política a través del Partido Liberal Tlaxcalteca, me invitaron a ser candidata a diputada, lo acepté con mucho gusto y me hacía falta dar parte de lo que he recibido de este estado. Hay gente muy necesitada, sin lugar a dudas, y muchas veces la riqueza no es distribuida de forma equitativa, por eso desde la trinchera en la que esté voy a dar lo mejor de mí para buscar la equidad.

–¿Ser político es una vocación o una profesión?

–Una vocación, sin duda. Dar servicio, aunque sí tenemos que prepararnos, esa debe ser una de nuestras metas. Hay que seguir creciendo, nos tenemos que profesionalizar, pero sin la vocación no se puede dar.

–¿Tiene amigos de otros partidos?

–He tenido buena relación, no amistades tan estrechas, pero he tenido contacto con gente del PRD, del PAN, del PRI y todo fluye, sin enemistarnos, al contrario, se trata de construir y encontrar el punto de equilibrio hace tener acercamiento con gente de otra ideología y al final es por un bien común. Todos queremos un mejor Tlaxcala.

–¿Por qué dedicarse a una actividad como la política que está tan desprestigiada?

–El reto es darle un vuelco, de que la gente sepa que hay personas con disposición de trabajo. En lo personal y donde me encuentro ahora, hemos conformado un equipo de trabajo que ha hecho un esfuerzo extraordinario, ha dado lo mejor de sí para cambiar la visión que se tenía de que el servidor público no hace nada, de que se sienta y sólo viene a cobrar. La oportunidad de trabajar con Adriana Moreno Durán (titular de la Setyde), que tiene una vasta experiencia y vocación de servicio, nos ha llevado a lograr grandes cosas y a cambiar esa imagen. La gente joven que llega, tiene la obligación de hacer esa diferencia.

–¿Podría decirme dos o tres cosas en las que su trabajo haya beneficiado a la sociedad?

–La gestión de llevar a la gente aparatos ortopédicos, apoyos para vivienda, llevar abrigo a comunidades en temporada de frío. En la posición en la que estoy ahora, ese beneficio se ve en la llegada de más empresas, evitar que se vayan empresas para que no haya cierre de trabajos, aunque en ocasiones eso depende de decisiones corporativas. Trabajar para que se abran oportunidades laborales con mejores salarios.

–Dígame tres características para ser considerado un buen político.

–La honestidad, valor y pasión por el estado.

–¿Cuáles son los temas más relevantes a atender en Tlaxcala desde su posición actual?

–Creo que estamos como administración trabajando en eso, tratamos de abatir el rezago en materia educativa, en salud y oportunidades de empleo. Mejorar los indicadores de seguridad. Los retos son generar más oportunidades.

–¿Dónde se ve dentro de 10 años?

–Sin duda, dando más por el estado, teniendo una posición que me permita aportar más, que tenga esa posibilidad de que las decisiones que se toman y las acciones que se emprenden, trasciendan más allá de lo que estamos haciendo actualmente. Obviamente con mi familia. Por el momento soy una persona soltera, creo que en el ámbito personal ya voy a estar en otras circunstancias. Soy una persona que sí se quiere dedicar a esto, me gusta y me apasiona, siento que tengo mucho más por dar. El ámbito personal es necesario y complementario.

–Si por cualquier motivo tuviera que dejar la actividad política, ¿a qué otra cosa se dedicaría?

–Me dedicaría a actividades empresariales, es algo que me gusta mucho y que se me da. Tengo la carrera de Negocios Internacionales que me abre un panorama interesante y haciendo esa labor en el ámbito personal. En lo social, esa labor no la podría dejar, es algo que me llama y me atrae, me ha guiado a lo largo de mi vida.

- Anuncio -

Más noticias

Temas

Relacionadas

Carlos Montiel y Manuel Herrera solicitan licencia al cabildo, buscarán candidatura a diputaciones locales

Carlos Montiel Solana y Manuel Herrera Rojas, coordinador de la fracción y regidor del PAN, respectivamente, solicitaron licencia este...

Últimas