Viernes, mayo 14, 2021

La enseñanza por proyectos ante problemáticas socioambientales

Destacadas

Aprobó ITE seis medidas de seguridad para las boletas electorales; las papeletas son “inviolables”: Piedras

El Consejo General del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) aprobó las seis medidas de seguridad que contendrán las boletas...

Realizan 20 mil 530 niños quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas en Tlaxcala

En Tlaxcala hay 20 mil 530 menores de 5 a 17 años de edad que realizan quehaceres domésticos en...

Confirma Sesa 32 personas recuperadas, dos defunciones y 23 casos positivos de Covid–19

De acuerdo con el reporte del 21 de abril, la Secretaría de Salud (Sesa) confirmó 32 personas recuperadas, dos...

El pasado 26 de marzo se llevó a cabo la Segunda Reunión Plenaria/Seminario de la Red Comunidad, Ciencia y Educación, convocada por la Universidad de Bristol, Cinvestav, la Facultad de Ciencias de la UNAM, la Red Comunidad, Ciencia y Educación (Red CCE), la Coordinadora por un Atoyac con Vida y el Centro Fray Julián Garcés. Ahí, se expusieron experiencias y reflexiones sobre la importancia de desarrollar trabajos en los espacios educativos formales desde una perspectiva interdisciplinaria para enfrentar las crisis socioambientales.

En el marco de este semanario, el Dr. Armando Solares y el Dr. Moisés García, de la Red CCE, presentaron los avances del Proyecto Memorial “Erase una vez un río: memoria histórica de la comunidad y el río Atoyac” desarrollado desde el año pasado en la escuela primaria Xicohténcatl de San Rafael Tenanyecac, Natívitas. El proyecto se realiza a través de tres ejes temáticos: a. La contaminación del río Atoyac, b. Reconstrucción histórica del río y la comunidad y c. Derecho de la niñez a un medio ambiente sano y libre de tóxicos.

La enseñanza a través de este tipo de proyectos escolares que también podemos considerar proyectos comunitarios–integradores, tiene la virtud de que, a partir del interés en un tema o problemática, se articulan las diversas materias y temas de los diferentes grados escolares.

- Anuncio -

Bajo está lógica, recuperar la historia del río no se trata solo de desarrollar la escritura, pues en las narrativas, cuando nos relatan que existieron acociles, peces, serpientes, patos y plantas medicinales, obtenemos elementos de la flora y la fauna (conocimiento vinculado a las ciencias naturales); sí en la narrativa la informante nos indica que hace 50 años el río no estaba contaminado, podemos plantear al alumno la pregunta: ¿En qué año el río no estaba contaminado? Para lo cual bastaría hacer una operación matemática, 2021–50= 1971 (conocimiento vinculado a las matemáticas); sí, además, el o la estudiante grafica el río y sus transformaciones en mapas, se están obteniendo conocimientos de geografía; los contaminantes encontrados en el río pueden ser clasificados de diversas maneras y al investigar sus componentes e impactos podemos adquirir conocimientos sobre química y salud; al pensar cómo queremos que sea nuestra relación con el río, existe una vinculación a los derechos humanos, por ejemplo, el derecho al agua y a vivir libres de tóxicos. Las posibilidades de vinculación con las materias y temas son muy amplias.

Una segunda virtud que tiene la enseñanza desde el proyecto educativo comunitario–integrador, es que, además de generar conocimientos, genera sensibilidad y toma de conciencia tanto en el profesorado como en las personas estudiantes; por tanto, también da la posibilidad de su involucramiento en la transformación de esta realidad. Cuando la niñez se reconecta con lo que pasa en su comunidad, genera un vínculo emocional con las personas y el espacio territorial, a través del diálogo intergeneracional.

El aprendizaje a través del proyecto educativo comunitario–integrador, es un modelo aplicable no solo para problemas socioambientales sino para problemáticas de otro tipo, por ejemplo, la violencia y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, por supuesto, esto implica al profesorado una ruptura de paradigmas establecidos en la educación, pero tendría la ventaja de no tener que incorporar nuevas materias para abordar problemas urgentes de atender y, por tanto, el aprovechamiento de los recursos humanos ya existentes en las escuelas.

Las estrategias educativas puestas en practica por la Red CCE en la escuela de San Rafael y la propia experiencia que en el Centro Fray Julián Garcés hemos desarrollado desde 2015 en diferentes escuelas, nos muestra posibilidades reales de prevenir la trata de mujeres en las escuelas a partir de su vinculación en la curricula educativa existente. Se vislumbra complicado que en el actual contexto electoral y ya terminando el actual gobierno se asuma la prevención de la violencia y la trata desde el sistema educativo; sin embargo, tiene que ser una tarea que deberán asumir las autoridades que entren en el siguiente periodo gubernamental.

- Anuncio -

Más recientes

Convoca Secretaría de Cultura a la práctica del otomí del municipio de Ixtenco

Por ser uno de los 60 idiomas autóctonos de México que están a punto de desaparecer, la Secretaría de...
- Anuncio -
- Anuncio -