JLCA proyecta contratar personal eventual en 2020 para depurar archivos y agilizar procesos

La presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), Karina Edith Torres Vázquez solicitó un incremento de un millón de pesos para 2020, con el objetivo de tener el apoyo de personal eventual para hacer depuración de archivos y agilizar los procesos que permitan disminuir el tiempo de funciones de este organismo por la creación de tribunales laborales en el país.

La idea es que la JLCA ejerza entre 10 y 10.5 millones de pesos de presupuesto el próximo año… “esperamos que sí se apruebe la propuesta para que podamos hacer los procesos que esperamos con la incorporación de ocho o 10 trabajadores eventuales”.

La funcionaria estatal explicó que la Junta debe trabajar en la conclusión de todos los asuntos y trasladar los expedientes de registro de sindicatos con contratos colectivos a lo que será el nuevo Centro de Conciliación y Registro Laboral federal, pues es la autoridad que se encargará de resolver los asuntos de depósito de contratos colectivos, registro de sindicatos y tomas de nota, etcétera, a partir de octubre de 2020 por la reforma laboral.


“La Junta debe empezar a trabajar con el tema de la digitalización, esto es, preparar los expedientes de acuerdo  con los lineamientos que nos están mandado para remitirlos a la brevedad posible…. en el tema de digitalización se ha trabajado y se tiene digitalizado alrededor del 70 por ciento de los expedientes de este tipo y se deben seguir actualizando”, refirió Torres Vázquez.

En este tenor, resaltó que el tema de la transparencia que se ha solicitado desde años anteriores ha ayudado a la JLCA ha cumplir con la digitalización y “afortunadamente se ha ido cumpliendo y lo que debemos hacer es mantener actualizados los archivos, pero sobre todo irnos alineando a las directrices de archivística que ya nos están mandado para posteriormente hacer el traslado”.

Estimó que Tlaxcala sería de los primeros estados que puedan proceder al traslado de expedientes. “Nos vamos a preparar para que a mar tardar a finales de 2020l, ya sea en noviembre o diciembre, cuando nos den luz verde, podamos trasladar los expedientes de manera inmediata”.

En cuanto a la conclusión de expedientes activos, mencionó que la JLCA ha mandado un plan de trabajo para la conclusión, pero anotó que la terminación de los asuntos no depende al 100 por ciento del trabajo que realiza la Junta, sino por los amparos que puedan promover las partes y el tiempo que se tarden en resolver los amparos.

“En muchos casos tardan de siete meses a dos años, dependiendo de la complejidad del asunto y por eso en el plan de trabajo se previó de ocho a 10 años para concluir los asuntos, esperando que sea menos, aunque la Junta va a continuar recibiendo asuntos hasta que entren en funciones los nuevos juzgados laborales y el centro de conciliación local en máximo tres años”.