ITE da carácter de reservado a fallo sobre solicitud para emitir medidas cautelares contra diputados

A pesar de los principios de máxima publicidad y certeza, entre otros, que debe regir el quehacer del Consejo General del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), los consejeros integrantes de la Comisión de Quejas y Denuncias determinaron reservarse el fallo que emitieron respecto al expediente promovido por un grupo de legisladores en contra de diputados locales por incurrir, presuntamente, en violencia política en razón de género.

Los consejeros Juan Carlos Minor Márquez, Édgar Alfonso Aldave Aguilar y Norberto Sánchez Briones, quienes integran esta comisión, solo informaron que habían sesionado para atender el requerimiento que hizo la Sala Regional de la Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero se reservaron dar a conocer si admitían a trámite la queja y si eran procedentes las medidas cautelares solicitadas por los diputados.

“La determinación no puede ser difundida públicamente de forma inmediata dado el carácter confidencial y reservado de los expedientes, aunado a que previamente las partes deben ser notificadas”, justificaron.


Ello es contrario a lo que establece el artículo 95 de la Constitución Política local que mandata al ITE a cumplir sus funciones bajo los principios de constitucionalidad, legalidad, imparcialidad, objetividad, equidad, certeza, profesionalismo, independencia y máxima publicidad.

En entrevista telefónica, el presidente de la citada comisión, Juan Carlos Minor Márquez sostuvo que cumplieron con el mandato de la Sala Regional Ciudad de México del TEPJF al “atender la sentencia del expediente SCM–JDC–99/2020 por violencia política en razón de género por actos en el Congreso del estado de Tlaxcala, mediante la que ordenó que este órgano determine si admite o desecha la denuncia y medidas cautelares”.

–¿Fueron procedentes las medidas cautelares que demandaban los diputados, como la reinstalación de legisladores en comisiones y órganos de gobierno?–, se le cuestionó.

–Dado el carácter de confidencialidad y de reservado de los asuntos, y dado que previamente se tiene que notificar a los interesados, en este momento me encuentro impedido para comentar cuál fue el sentido no solo de la solicitud de las medidas, sino de la admisión o desechamiento, respondió. 

Abundó, en defensa de su proceder, “estamos obligados a cumplir con el principio de máxima publicidad, pero ello bajo las normas y parámetros de la propia legislación y en ese sentido, no podemos vulnerar el principio de reserva y confidencialidad, y comentar el sentido del fallo previo a que lo conozcan las partes interesadas”.

Minor Márquez refirió que, bajo esa decisión de los consejeros, el ITE tiene hasta 24 horas para notificar a las partes si el caso fue desechado, pero si fue admitido podría tardarse hasta 48 horas y, en tanto, a la Sala Ciudad de México del TEPJF podrían hacerlo hasta en tres días.

Recordar que el pasado 6 de agosto, el pleno de la Sala Regional Ciudad de México del TEPJF revocó, por unanimidad de votos, el acuerdo por el cual el ITE desechó el proceso especial sancionado promovido por un grupo de 10 diputados en contra de 13 de sus homólogos y de los presidentes de cuatro partidos en la entidad, por presuntamente incurrir en violencia política en razón de género.

Los magistrados electorales ordenaron que fuera la Comisión de Quejas y Denuncias del ITE la que resuelva la denuncia que presentaron los diputados, así como la procedencia o no de las medidas cautelares solicitadas y el plazo para realizarlo venció este martes por la tarde.