Acceso a la información debe ser controlado por la ciudadanía no por funcionarios: INAI

“El derecho de acceso a la información pública debe ser tomado en dosis precisas y controladas por el que lo ejerce (ciudadanos), no por el que la guarda (servidores públicos)”, instó Francisco Javier Acuña Llamas al instalar la Red de Socialización del Derecho de Acceso a la Información Pública en el estado de Tlaxcala.

El funcionario federal, presidente de Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), encabezó este acto difundido a través de plataformas digitales de redes sociales.

A su vez, Blanca Lilia Ibarra Cadena, comisionada del INAI, explicó que por segundo año consecutivo se lleva a cabo este trabajo de socialización entre la comunidad de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx) y miembros de diversas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de esta entidad.


Realzó la relevancia de esta estrategia al referir que la Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales 2019 muestra que de los temas que genera el gobierno, 72.4 por ciento de la población tlaxcalteca escuchó o leyó más los que tienen que ver con la seguridad pública, narcotráfico y delincuencia.

Mientras que 48.4 por ciento tuvo interés por los relativos a desastres naturales, 46.6 por ciento por los de carácter social, 39.4 por ciento por los de servicio de educación pública y 39.1 por ciento por los de salud.

En cuanto a los medios que más identifica para acceder a información del gobierno, 34.3 por ciento de encuestados mencionó que son los relacionados con las nuevas tecnologías, es decir, páginas de internet.

Pero solo 19.3 por ciento de la población consulta los portales de transparencia  de las instituciones públicas en internet, “por eso –remarcó– es muy importante dar mayor relevancia a la utilización de estos medios digitales para que la gente pueda estar enterada pero sin dejar de lado los tradicionales y otros alternativos, para que quien vive en zonas rurales también tenga el beneficio y ejerza este derecho”.

Asimismo, agregó que la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019 refleja que 76.4 por ciento de tlaxcaltecas percibe inseguridad y delincuencia como la principal problemática, seguida de la corrupción y desempleo.

Por ello, enfatizó que es importante la vinculación entre el acceso a la información pública como una herramienta para la incidencia en la reducción  de estos fenómenos y la problemática social.

“No dudo que en esta ocasión se van a redoblar esfuerzos para articular el ejercicio de esta prerrogativa con la exigencia de otros derechos fundamentales y personas interesadas en la mejora de la gestión, desde luego en el combate a la corrupción, un tema de la agenda nacional que es de suma prioridad para todas y todos, así como el bienestar y desarrollo de personas con algún tipo de vulnerabilidad”.

A través del Plan Nacional de Socialización del Derecho de Acceso a la Información (DAI) se utilizan estrategias diversas para socializarlo con apoyo de servidores públicos, académicos o de empresarios; es en la sociedad donde se pretende sembrar una semilla de interés e iniciativa como un detonante natural para la vigilancia de las instituciones del Estado mexicano y del control democrático del poder público, precisó.

Sin embargo, Francisco Javier Acuña enfatizó que los derechos fundamentales están vivos y son palpitantes en la manera en que se ejercitan, de lo contrario se hacen tiesos, se disecan, se van marchitando hasta quedar en remedo, por eso en las dictaduras o regímenes autoritario, hablar de derechos humanos es una broma pesada porque están contenidas las libertades, amedrentados los ánimos para ejercerlos”.

Resaltó que el de acceso a la información debe ser visto para estar bien o para el bienestar, porque es un derecho brújula que hace aquél que quiere ejercerlos y verlos, llegue a ellos por la vía de la información precisa y adecuada.

Por tanto, subrayó, que el derecho de acceso a la información pública debe ser tomado en dosis precisas y controladas por el que lo ejerce, no por el que la guarda, “eso es lo que ha pasado siempre”, pero que ahora la diferencia es que los participantes en el juego de la vida democrática, es decir los ciudadanos, practican esta prerrogativa de manera plena.

Acentuó que se debe tener a la mano la vía rápida para obtener datos públicos precisos, porque buscar en una página de internet como las que ahora deben tener todas las instituciones gubernamentales, “es todavía para muchos una aventura, es subirse a una montaña rusa y marearse por la cantidad de registros” y resulta más complejo para quienes por cuestiones cronológicas no están familiarizados con la nuevas tecnologías.

El Plan DAI es parte de este proceso de asimilación ciudadana a través de la unión de instituciones públicas y OSC que hacen altruismo, por lo que el derecho de acceso a la información, colocado así, se vuelve un bálsamo que amortigua la desazón  de quien se siente solo y excluido del mapa y porque permite fuentes de interacción, dijo.

“En estos tiempos de pandemia de miedo, de susto, de angustia, de escasez, de estrechez mental de las autoridades, en falta de inteligencia pública en muchos sentidos, hace mucho bien que haya remedios al nivel de la gente, del buen y todo el pueblo”.

Empoderamiento de la sociedad no es un peligro para las instituciones

José Domingo Meneses Rodríguez, en representación de las OSC tlaxcaltecas, celebró que la sociedad civil sea tomada en cuenta, pues refirió que a casi dos décadas de haberse institucionalizado el acceso a la información y en pleno siglo XXI, ha sido limitada.

“Empoderar a la sociedad no significa un peligro para las instituciones, al contrario, las legitima y potencializa… siempre ha estado dispuesta a contribuir en el diseño de políticas públicas con una democracia participativa y no solo representativa, ser corresponsable y dejar de culpar a otros”.

Meneses Rodríguez, presidente nacional de la Unión General Campesina, Popular, Independiente A.C., es integrante de la Red de Socialización del Derecho de Acceso a la Información Pública en Tlaxcala, junto con las organizaciones Pro-libertad y Derechos Humanos, Grupo 14, Sin Mujeres no hay Vida; Asociación para el Desarrollo Humano y Social y Mujeres en Consenso.

Asimismo, Hombres y Mujeres de la Revolución Mexicana; Otilio Montaño; Coordinadora Regional Agropecuaria y Asistencia Social Tlahuicole; Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas; Unorca, entre otras.

Además se encuentran incorporados a esta red, la UATx, el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTx), el ayuntamiento de Apetatitlán y el Colegio de Bachilleres del Estado de Tlaxcala (Cobat).

Plan DAI Tlaxcala

El Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del estado de Tlaxcala (IAIP) detalló la estrategia a desarrollarse en la entidad en el presente año dentro del Plan DAI.

A través de las instituciones educativas, las personas facilitadoras serán personal docente y estudiantes de educación superior de diversas universidades en el estado. La socialización se realizará a través de jornadas en las instituciones de educación superior participantes en esta política pública.

Será con grupos de estudiantes para generar interacción entre el facilitador y los asistentes. Mientras que las OSC, quienes tienen mayor contacto con sectores vulnerables, fomentarán  el conocimiento y aprovechamiento de la información.

En cuanto al resto de integrantes de la Red, como sujetos obligados, el enfoque que se dará al Derecho de Acceso a la Información será con servidores públicos, por ser principales actores que contribuyen a la  replicación de este hacia la población objetivo.

Así, el IAIP pretende llegar a distintos perfiles poblacionales, entre ellos, usuarios de servicios públicos, estudiantes de educación superior e integrantes de la sociedad civil. Una vez formadas las personas facilitadoras se dará paso al trabajo que se habrá de llevar a cabo con los sectores objetivo.

Fernando Hernández López, presidente de este órgano en el estado, señaló que la socialización del DAI debe ocupar a todos los ciudadanos responsables y preocupados por las necesidades sociales, pues son pilares fundamentales para dar vida a este plan.

Tanto Francisco Acuña, presidente del INAI, como Didier López Sánchez, comisionado del IAIP, reconocieron la disposición del rector de la UATx, Luis Armando González Plascencia, y del presidente municipal de Apetatitlán, Eloy Reyes, para participar en esta estrategia, pues en el caso de este último, “no todos los alcaldes” la han mostrado. Por último, cada uno de miembro de la red signó el acta correspondiente.