Inconforma a algunos restauranteros nuevas medidas restrictivas; bajarán las ventas: Canirac

El presidente de la Canirac en Tlaxcala, Javier Zamora Ríos señaló que las ventas en este sector caerán al 30 por ciento por la restricción de horarios| 6500

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Tlaxcala, Javier Zamora Ríos señaló que las ventas en este sector caerán al 30 por ciento por la restricción de horarios decretada por el Consejo Estatal de Salud del 11 al 31 de enero para contener los contagios de Covid–19 en la entidad, pero además esta medida ha generado un nivel de inconformidad entre algunos de los 80 agremiados.

Vale citar que el gobierno estatal determinó que para el sector privado se establece un aforo máximo del 30 por ciento en todas las actividades comerciales y un horario de 7:00 a 19:00 horas. En el caso de establecimientos de venta de alimentos preparados, a partir de las 19:00 horas solamente se permitirá el servicio para llevar del 11 al 31 de enero.

Consultada su opinión al respecto, Zamora Ríos expuso que hay un nivel de inconformidad de algunos socios de la Canirac, básicamente entre los negocios que se ubican en el centro de Tlaxcala capital, porque son los que pagan rentas más caras y ahora tienen que hacer frente al horario restringido.


“Consideran que debe haber piso parejo porque las autoridades no lo hacen con el comercio informal, aunque también se llega a la conclusión de que la gente que se dedica a esta actividad va al día y no quisiera estar ahí; por eso hay que ser empáticos y ayudarnos entre todos, es el último jalón, aunque sé que muchos de los socios ya están desesperados”, refirió.

Mencionó que la Canirac buscará una reunión con las autoridades para exponer algunas ideas; principalmente donde hay focos de infección fuertes y que son en los mercados, si  bien, hay personas que llevan su cubrebocas y trata de hacer las cosas bien, pero hay otras que no.

Las nuevas medidas obligarán a los restauranteros a promover de nueva cuenta la entrega a domicilio después de las 19 horas, a fin de aminorar la afectación económica que se arrastran desde el año pasado por la pandemia de Covid–19.

“Pensábamos recuperarnos un poco con el semáforo epidemiológico en color amarillo, pero no fue así porque no se permitió hacer fiestas ni eventos de más de 50 personas y ahora en color naranja y con estas nuevas medidas restrictivas. El sector formal ya está muy maltratado, los afiliados están muy desgastados, tratando de ingeniárselas cómo hacerle para salir adelante y es obvio que haya inconformidades con estas medidas porque ya tienen muy difícil la situación”, asentó.

Puntualizó que a finales de año se llegó a un nivel de ventas del 50 al 60 por ciento en los restaurantes, pero ahora se prevé que sólo alcancen el 30 por ciento y por ello habrá restauranteros que opten por cerrar de manera temporal el establecimiento ya que hay negocios que tienen un formato más hacia la noche, mientras que a los que venden desayunos y comidas no les impactará demasiado.