Gasolineros no tienen dinero para adquirir dispensarios nuevos o escalarlos: GUEPT

6434 Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala

Los dueños de las estaciones de servicio no disponen de recursos para cumplir la obligación de escalar electrónicamente sus dispensarios o de adquirir equipos nuevos, ya que arrastran una crisis económica por las bajas ventas de 2019 además de la pandemia de Covid–19 de este año, aseveró la presidenta de la asociación Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán.

Ante la entrada en vigor de la NOM–005–SCFI–2017 el pasado 8 de octubre que obliga a los empresarios gasolineros a realizar la sustitución y actualización de sus equipos por dispensarios nuevos o a la reprogramación cibernética de algunos modelos mediante kits de escalamiento,

Declaró Jiménez Almazán: “De dónde van a sacar 3 mil dólares para escalar electrónicamente cada dispensario o entre 8 mil y 16 mil dólares para comprar uno nuevo”, preguntó Jiménez Almazán, quien subrayó que “la autoridad no ha valorado correctamente que no es falta de voluntad, simplemente es imposibilidad económica para cumplir con esto que no aporta nada que no exista. Claro que hay que actualizar los equipos aprovechando las nuevas tecnologías, pero caray, no es el momento”.


La dirigente de la GUEPT agregó que el gobierno federal se muestra insensible a las limitaciones de los empresarios, pues en el país son 12 mil 700 estaciones de servicio con 63 mil dispensarios instalados, de los cuales apenas 10 mil 950 han sido actualizados y 2 mil 300 sustituidos, lo que arroja un avance del 21 por ciento.

En el caso de Tlaxcala, dijo que la GUEPT representa al 45 por ciento de las estaciones de servicio y observó que el problema es menor en comparación con otras entidades porque un gran número de establecimientos se dio en renta a otras marcas y entonces la marca es la que tiene la responsabilidad de hacer los cambios, pero aún están atrasados porque hay varios que no han hecho nada.

Refirió que los dispensarios que se pueden actualizar y modernizar son de las marcas más caras, pero el resto, que son de origen chino en su mayoría, definitivamente tienen que cambiarse por completo.

Jiménez Almazán recordó que desde enero de este año acudieron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para exponer que no podían cambiar los dispensarios, antes de la pandemia, por lo que refirió que “no se sorprendan si además la situación económica de enero a marzo cambió totalmente. Pues desde marzo a esta fecha la pandemia no ha dado tregua y la actividad estuvo paralizada casi cuatro meses por completo, entonces cómo pueden exigirnos que cumplamos cuando lo que aportan esos cambios tecnológicamente no es significativo”.

Tras externar su preocupación porque se clausuren las estaciones de servicio que no hagan los cambios y que les apliquen multas millonarias, mencionó que un grupo de 40 estaciones promovió un amparo de inconstitucionalidad y el juez se declaró incompetente para atender el caso y lo envió a la Ciudad de México, pero éste ya lo regresó a Puebla, lo cual retrasó casi 10 días el proceso para conceder la suspensión que solicitaron.

“Cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) baila al son que le toca el gobierno y cuando los jueces siguen instrucciones del gobierno, verdaderamente el país del que se trate está en problemas, porque el Poder Judicial es el último conducto para imponer el orden entre ciudadanos y un gobierno que abusa de su poder”, concluyó.