Jueves, julio 18, 2024

Feminizar la política

El consultor político Antoni Gutiérrez–Rubí señala que “la primera consideración es que la política democrática y, en particular, las opciones progresistas, deben feminizar sus estructuras, sus propuestas y sus estéticas. A la pregunta sobre si garantizar la mitad del poder, como respuesta a la representación paritaria de la sociedad, es condición necesaria para otra política, hay que responder afirmativamente, sin dudarlo. Pero la condición necesaria puede no ser suficiente si la paridad y la progresiva normalización de la incorporación de las mujeres en todos los órganos de decisión y en todos los sectores, sean los cuarteles o los consejos de administración, no van acompañadas de una permanente feminización de la política y de la manera de practicarla”.

En México, sin duda hemos avanzado en la paridad numérica y se hace historia en este 2024 al tener a la primera presidenta electa; a nivel local, Tlaxcala tiene una gobernadora y se cuenta ya con 16 presidentas municipales electas, lo que representa el 26.6 por ciento de los municipios y, representan un incremento de 11.6 por ciento respecto de las mujeres elegidas en 2021. Además, el 59.1 por ciento de las regidurías se ha asignado a mujeres. En el Congreso del estado, 16 mujeres, es decir el 64 por ciento de las curules, serán diputadas.

Ahora el reto es que estas mujeres gobiernen y legislen por las mujeres y en su agenda se privilegien los derechos a la igualdad y no discriminación, así como una vida libre de violencia. Y es que muchas mujeres arriban al poder sin agenda de género y conductas misóginas en el ejercicio del poder. Toda esta fuerza política debe traducirse en hacer vigente, por ejemplo, la reforma constitucional #3de3VsLaViolencia para que los deudores alimentarios, los violentadores y acosadores dejen de ser privilegiados por los mantos finos de impunidad que los hacen intocables y más peligrosos.

Estas mujeres están llamadas a feminizar la política y dejar atrás conductas violentas y misóginas que atentan contra la dignidad de otras mujeres en el ejercicio del poder; deben pensar en la valiosa oportunidad de que su paso en la política y en lo público abran brechas para que las otras puedan caminar sin miedo por las calles y tener instituciones que pongan al centro nuestros derechos.

Más recientes

Traverso: medios deforman las secuelas de la opresión palestina

Enzo Traverso, quien hoy ocupa el lugar de preeminencia intelectual que en su día tuvieron EP Thompson o Eric...
- Anuncio -
- Anuncio -