Exclusión laboral de quienes lucharon por la inclusión educativa

Exclusión laboral

Exclusión laboral de quienes lucharon por la inclusión educativa. Las leyes secundarias de la reforma educativa señalan que las plazas se otorgarán a egresados de normales, Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y Centros de Actualización del Magisterio (CAM).

Lo que en 1970 nace como un sistema paralelo a la educación básica. Con el Acuerdo para la Modernización de la Educación Básica y Normal y las conferencias Educación para Todos y “necesidades educativas especiales”. En 1994 se transforma en servicio de apoyo a la educación regular.

Las y los 35 diputados de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. No distinguen entre necesidades educativas especiales y barreras al aprendizaje y la participación. Pero, acuerdan que una característica del sistema de educación pública es que sea Inclusivo.


Durante muchos años, las Universidades e Instituciones de Educación Superior (IES) les fue vedada la formación de profesionales de la educación -a excepción de pedagogía-. El artículo tercero constitucional ordenaba: “Solo el Estado -federación, Estados y Municipios- impartirá educación primaria, secundaria y normal”.

La reforma 2019 recupera ese principio. Porque a pesar de que se establece en las leyes secundarias que el ingreso a las plazas de educación será mediante concurso abierto. Los egresados de universidades públicas y privados solo tendrán oportunidad en las plazas, una vez ubicados a los de normales UPN y CAM

Necesidades educativas vs barreras al aprendizaje

Entre 1990 y 1994 se produce una diferencia fundamental en la educación especial. La primera es la incorporación de las “necesidades básicas del aprendizaje” que determina la política pública de integración educativa. La segunda, es la transformación de estas en la categoría de “barreras al aprendizaje y la participación”, base de la política de Inclusión.

Las necesidades se definen como “las herramientas esenciales para el aprendizaje (…) [así] como los contenidos básicos del aprendizaje (…) necesarios para que los seres humanos puedan sobrevivir, desarrollar plenamente sus capacidades, vivir y trabajar con dignidad, participar plenamente en el desarrollo, mejorar la calidad de su vida, tomar decisiones fundamentadas y continuar aprendiendo”. 4 años después se amplía a “necesidades educativas especiales” que se refiere a todos los niños y jóvenes cuyas necesidades se derivan de su capacidad o sus dificultades de aprendizaje”.

El concepto de barreras al aprendizaje y la participación, se destaca: “surgen de la interacción entre los estudiantes y sus contextos; las personas, las políticas, las instituciones, las culturas y las circunstancias sociales y económicas que afectan a sus vidas”. Con lo que el problema de la discapacidad se traslada de la persona a la interacción persona-medio.

La reforma del artículo tercero constitucional dice:“corresponde al Estado la rectoría de la educación, la impartida por éste, además de obligatoria, será universal, inclusiva, pública, gratuita y laica. El inciso f) define lo Inclusivo: “tomar en cuenta las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los educandos. Con base en el principio de accesibilidad se realizarán ajustes razonables y se implementarán medidas específicas con el objetivo de eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación”

Inclusivo el sistema e inclusiva la educación

La Ley General de Educación anota será “será inclusiva, eliminando toda forma de discriminación y exclusión, así como las demás condiciones estructurales que se convierten en barreras al aprendizaje y la participación, por lo que:

Y en el último párrafo de la fracción, señala “Establecerá la educación especial disponible para todos los tipos, niveles, modalidades y opciones educativas, la cual se proporcionará en condiciones necesarias, a partir de la decisión y previa valoración por parte de los educandos, madres y padres de familia o tutores, personal docente y, en su caso, por una condición de salud”

Al definir los criterios de la educación (Art. 16) especifica que “Será inclusiva, al tomar en cuenta las diversas capacidades, circunstancias, necesidades, estilos y ritmos de aprendizaje de los educandos, y así eliminar las distintas barreras al aprendizaje y a la participación, para lo cual adoptará medidas en favor de la accesibilidad y los ajustes razonables;

Al establecer la tipología de la educación básica, se determina que “está compuesta por el nivel inicial, preescolar, primaria y secundaria. “De manera adicional, se considerarán aquellos para impartir educación especial, incluidos los Centros de Atención Múltiple”.

Lo anterior determina que la educación especial pase de ser considerado un servicio de apoyo a la educación regular a un servicio de la educación regular. Una cosa similar con lo que ocurre con la educación física. Lo que sin duda busca, eliminar hasta donde sea posible la discriminación, exclusión y segregación.

Con poca posibilidad laboral los egresados de IES públicas

El artículo 39 de la Ley General del sistema para la carrera de las maestras y los maestros establece.   “La admisión al servicio de educación básica que imparta el Estado se realizará mediante procesos anuales de selección, a los cuales concurran los aspirantes en igualdad de condiciones, los cuales serán públicos, transparentes, equitativos e imparciales” (sic).

De entrada, es destacable que quienes ingresen a laborar en el sistema de educación pública lo hagan porque cuentan con las capacidades, habilidades y destrezas. Y, lo hagan por la vía de un proceso abierto y transparente. Solo que excluye a los que no fueron formados en las normales, UPN o CAM,

En un artículo anterior, el 35 de la misma Ley establece que “Con el objeto de fortalecer a las escuelas normales públicas, a la Universidad Pedagógica Nacional y a los Centros de Actualización del Magisterio, de acuerdo a las necesidades del servicio educativo, el ingreso a estas instituciones corresponderá a la demanda prevista en el proceso de planeación educativa de la autoridad competente, establecerá un modelo para los procesos de admisión a dichas instituciones pública. Una vez definida la demanda futura por región. Se asignarán las plazas a los egresados de las escuelas normales públicas, de la Universidad Pedagógica Nacional y de los Centros de actualización del magisterio, de conformidad a las estructuras ocupacionales autorizada en términos de esta ley.

La fracción VIII, del mismo artículo, expresa que: “en el caso de excedente en plazas vacantes, una vez seleccionados los egresados de las Escuelas normales públicas, estas se asignaran a los demás aspirantes que hayan obtenido los mejores resultados en los procesos de selección, eligiendo a aquellos con perfil de formación docente pedagógica”.

Exclusión laboral de quienes lucharon por la inclusión educativa

La reforma educativa 2013 que señalo que era una reforma laboral, se convirtió en una reforma escolar. Porque quienes ingresen a estudiar a las normales, unidades de UPN y CAM, que funcionan a lo largo y ancho de la república. Por ese simple hecho tendrán asegurada su plaza en la SEP.

La mayor parte de la formación profesional en Educación Especial se realiza en Universidades Públicas. Una de las pioneras es Universidad Autónoma de Tlaxcala -se crea en 1979-. Pero, con estas reformas sus egresados tendrán que buscar una institución diferente de quien hasta ahora era el mayor empleador.

Resulta paradójico que, siendo las y los educadores especiales, quienes lucharon toda su vida por la integración y luego por la inclusión educativa. Hoy, se vean desplazados por los criterios de exclusión laboral que determinan las leyes secundarias de la reforma educativa.