Jueves, agosto 18, 2022
- Anuncio -

ESTAMOS PERDIENDO LA UNIVERSIDAD

- Anuncio -

Relacionadas

Olga Lucía Romero se separa de la diputación para ocupar la dirigencia de Morena

El Congreso de Puebla autorizó a la diputada Olga Lucía Romero Garci Crespo una licencia de cargo por tiempo...

Se mantiene operativo vial en obras de reconstrucción del puente El Trébol–Zahuapan

Con el propósito de garantizar orden vial y evitar accidentes, la Dirección de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Municipio...

Entregó gobernadora Lorena Cuéllar 32.4 mdp en maquinaria a la SI

La gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros entregó tres retroexcavadoras y cuatro motoconformadoras a la Secretaría de Infraestructura (SI), para lo...

Destacadas

Prevén recorte de 300 mdp a las finanzas del ayuntamiento capitalino

El gobierno capitalino cerrará el año con un recorte presupuestal de 300 millones de pesos debido a una disminución...

Ahora difunden datos sobre supuesta red de extorsión a transportistas en San Pedro Cholula

Una vez que el pasado miércoles fue publicado el amparo contra supuestas extorsiones que DHL ganó al ayuntamiento de...

Por denuncias de corrupción, alcalde de Ahuazotepec despide a todos sus policías y al director de Seguridad

Tras varias denuncias de presuntas anomalías en su desempeño e incluso presuntos nexos con el huachicol, el presidente municipal...

Estamos perdiendo la universidad. Una interrogante que Ángel Díaz Barriga se plantea para la educación básica. Pero que sirve de base para pensar si no está ocurriendo lo mismo en el nivel superior.

La red con la que busca pescar la universidad son los medios digitales, las plataformas, la televisión, la radio. Los que se convierten en fines y no en medios para el rediseño del currículo que acerquen la escuela y la realidad.

No se desconoce que las nuevas generaciones están totalmente vinculadas con la cultura digital. Lo que ha modificado sus intereses, habilidades y formas de aprender. Pero ello no significa que puedan aprender sólo de la tecnología.

- Anuncio -

La experiencia muestra que a las plataformas se subieron los programas de las unidades de aprendizaje. Y, los maestros dieron las clases de manera tradicional vía audiovisual. Como si estuvieran en el aula.

Los estudiantes se quejan amargamente de que lo único que se hizo fue trasladar el salón de clases a la pantalla de su casa. Con una sola diferencia, es mayor el número de lecturas, reportes y exámenes, pero menos el intercambio, la reflexión y el cuestionamiento.

En la universidad, de manera similar con la escuela, subyace una institución “distante de la sociedad, distante de la realidad, es incapaz de reformarse a sí misma; sigue trabajando con base en el mito de “salvar el curso””.

La universidad, refiere Díaz Barriga, “se ha olvidado que su tarea es educar y formar, pues se ha centrado en cumplir un horario, en completar todos los rituales de ingreso al salón de clase, en estar en el pupitre, en tomar los apuntes, traer las tareas y presentar los exámenes.”

Parafraseando, se ha desaprovechado una inigualable oportunidad para desescolarizar la universidad, pero todavía es tiempo de que la comunidad asuma su responsabilidad histórica.

- Anuncio -

Ultimas

00:00:23

Olga Lucía Romero se separa de la diputación para ocupar la dirigencia de Morena

El Congreso de Puebla autorizó a la diputada Olga Lucía Romero Garci Crespo una licencia de cargo por tiempo...
- Anuncio -
- Anuncio -