Miércoles, abril 17, 2024

Esa profunda tristeza inexplicable

Hija de noble estirpe, la melancolía —esa profunda tristeza inexplicable— remonta sus primeras citas al Corpus Hippocraticum, donde se desarrolló la teoría de los cuatro humores. Visto con aprensión por el propio Hipócrates, Platón piensa que el melancólico no acepta los cotidianos estados de ánimo que llevan a considerar al individuo como un ser insignificante; por este motivo, aseguraba que se trataba de un ignorante consciente, que no desea aprender y huye de los otros individuos que buscan el conocimiento.

Según el evangelio dialógico de (San) Platón, se considera que los excesos causan los trastornos del alma, cuyas mayores afecciones son la alegría desbordada o el dolor extremo. Si la psique resulta más fuerte que el cuerpo, el individuo puede conmocionarse y caer enfermo; en cambio, si el soma —es decir, el cuerpo— se imponía no se alcanzaría el conocimiento, lo que hundiría a los individuos en la más abyecta ignorancia.

En este asunto de tristezas orgánicas, Platón se mantiene en la idea hipocrática de que la melancolía se puede ubicar en alguna parte del cuerpo, y que es el resultado de la sangre contaminada por la bilis y la flema. Fue con Aristóteles que adquirió tonos menos sombríos.

El Estagirita aprecia en los melancólicos una fuerza creativa, fecunda, así como una enorme potencia creadora. Al mismo tiempo, distingue dos tipos de melancolía: la que empuja hacia la tranquilidad y la inercia; y una más, que lleva a la exaltación, la furia y la inspiración divina. Desde entonces tuvo una condición más aceptada.

Siglos más tarde, ya bajo el influjo del cristianismo, encontramos un nuevo paréntesis lúgubre en las palabras de San Isidoro de Sevilla, que en su libro De los sinónimos, define a la melancolía como angustia del alma, acumulación de espíritus demoníacos, ideas negras, ausencia de futuro y una profunda desesperanza. Por aquellos mismos años, se hablaba de la enfermedad de los monjes, consistente en un taedium vitae –bautizado como acedía, es decir, aburrimiento–, con dos peculiaridades: una relacionada con el espacio, (que se volvía asfixiante, debido a la pequeñez de la celda); y otra, la lentitud del tiempo, (que ralentizaba su ritmo, sumiendo a los monjes en una suerte de limbo en cápsula).

En contraste, en los albores del Renacimiento, Marsilio Ficino veía en la melancolía una fuerza que elevaba el alma y hacía comprender lo sublime. Esa acedía lograba un rango casi de revelación.

Walter Benjamin consideraba que la melancolía es el resultado de un mundo incierto. Evadirse del mundo por la melancolía es parte de las cualidades del hombre moderno que sufre por su existencia vacía. Sin embargo, para el pensador alemán, el melancólico no es un nihilista, sino alguien que tiene miedo de que el mundo caiga en una situación solamente natural, congelando el engranaje del devenir histórico. En ese sentido, se trata de un hombre esperanzado, porque desea que no ocurra esta suspensión.

Temas

Más noticias

Presentarán El agua en nuestras manos, libro para repensar y atender la crisis hídrica actual

El agua en nuestras manos, de Pedro Moctezuma Barragán, es un libro que muestra las diversas experiencias vividas y compartidas en el territorio nacional...

No habrá repetición de balaceras ni robo de urnas en Puebla, como sucedió en 2018, afirma Segob

En Puebla hay condiciones para no repetir el escenario que se presentó durante el proceso de 2018, con el registro de robo y quema...

Últimas

Últimas

Relacionadas

Hay una “mentira colectiva” en polémica sobre reforma para fondo de pensiones: AMLO

En la polémica en torno a la reforma legal para crear un fondo compensatorio para financiar mejores pensiones de los trabajadores "hay una mentira...

Morena se convirtió en la “puerta giratoria” para el regreso del “marinismo”: José Juan Espinosa

La supuesta incorporación de Eukid Castañón en el partido en el poder es el “mundo al revés”, señaló

Parametría, Mitofsky, Beap, Impronte y Centro de Estudios Consultivos me ubican hasta 30 puntos arriba de Riestra: Chedraui

El equipo del candidato de Sigamos Haciendo Historia publicó los resultados de los cinco estudios demoscópicos

Más noticias

Presentarán El agua en nuestras manos, libro para repensar y atender la crisis hídrica actual

El agua en nuestras manos, de Pedro Moctezuma Barragán, es un libro que muestra las diversas experiencias vividas y compartidas en el territorio nacional...

No habrá repetición de balaceras ni robo de urnas en Puebla, como sucedió en 2018, afirma Segob

En Puebla hay condiciones para no repetir el escenario que se presentó durante el proceso de 2018, con el registro de robo y quema...

Detienen policías camioneta en la que viajaba Fernando Morales, el candidato acusa persecución del ayuntamiento de Puebla

Fernando Morales Martínez, candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la gubernatura de Puebla, acuso persecución del ayuntamiento de Puebla, por -presuntas- órdenes de su...