Lunes, junio 21, 2021

En Tlaxcala, ¿cuáles son las prioridades, a quién benefician?

Destacadas

Eduardo Rivera tiene posibilidades de ser gobernador de Puebla pero debe hacer buen trabajo en el ayuntamiento: Aranda

Con su triunfo en la capital, Eduardo Rivera Pérez se posiciona para buscar la gubernatura de Puebla en 2024...

Obliga FGE a agentes del MP a pagar tinta y hojas para impresora pese a aumentos presupuestales

En la última década el presupuesto de la Fiscalía General del Estado (FGE) se triplicó hasta quedar en mil...

Durante el año de emergencia sanitaria, se dejaron sin resolver el 91% de juicios por pensión alimenticia

En el año de la epidemia por Covid-19 el rezago de los juicios a padres por pensión alimenticia alcanzó...

Durante estas semanas de contingencia sanitaria y confinamiento, las redes sociales y las plataformas de comunicación se han aprovechado al máximo para organizar conferencias, mesas de diálogo, presentaciones y reflexiones colectivas, entre muchas otras modalidades en las que se han abierto, en todo el mundo y a todas horas, una gran cantidad de espacios para reflexionar sobre las condiciones mundiales que provocaron el desarrollo del coronavirus, la situación actual y, sobre todo, en torno a lo que podríamos y deberíamos hacer para construir otras condiciones, otras maneras de organizarnos en todos los países para corregir el proceso y disminuir poco a poco las posibilidades de que otra pandemia nos sorprenda y cause tanta destrucción como ahora.

Prácticamente, las presentaciones, reflexiones y pláticas en todo el mundo, y desde todos los sectores que participan, van coincidiendo en que las nuevas condiciones tienen que construirse desde el fondo de la problemática y que deben ser integrales, es decir, que tendrían que considerar la vida en todos sus aspectos: ambientales, sociales, culturales, económicos y políticos. A esto se le ha llamado Ecología Integral y nos lleva a considerar, de forma clara y sistemática, que debemos cambiar las prioridades de manera que no se privilegie ningún aspecto, y que ya no se debe colocar el crecimiento económico por encima de todos los demás y a costa de los que sea, hasta de la vida misma de las personas.

De esta manera, poblaciones organizadas, grupos comunitarios, universidades y centros de investigación de todos los países (México incluido, por supuesto), activistas y hasta ganadores del Premio Nobel, coinciden en que se tiene que cambiar el sistema económico mundial, pues son justamente los efectos de la aplicación creciente de ese sistema los que vivimos hoy.

- Anuncio -

Ante esto, algunos gobiernos nacionales y locales, también en casi todo el mundo, han reconocido que su proyecto económico debe cambiar no sólo para el enfrentamiento de las crisis de salud y económica que se han provocado, sino que deben ir más allá recuperando sus responsabilidades en lo que toca sobre todo a la seguridad social de la población, en la creación de condiciones para que todas y todos podamos disfrutar y ejercer nuestros derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Habrá que ver hasta dónde se animan a llevar esto adelante y hasta dónde les permiten los poderes fácticos.

Pero así como hay gobiernos que se plantean en serio la necesidad de un cambio de fondo, hay otros, como el de Tlaxcala, por ejemplo, que ni siquiera en el más remoto y largo plazo se plantea alguna posibilidad de modificación de sus políticas y mucho menos de asumir de manera realista su responsabilidad en la creación de condiciones para el disfrute y ejercicio de los derechos humanos de la población de manera integral.

Así, por ejemplo, el gobierno del estado muestra claramente sus prioridades al no someterse al semáforo de la región Megalopolitana, pero igualmente al no ser claro en decir cuáles serán entonces sus condiciones y su plan local para superar esta situación en favor de la gente. Igualmente, como otros gobiernos en el país, bajo el pretexto de favorecer el empleo y paliar la crisis económica, al privilegiar el beneficio de capitales extranjeros y grandes capitales nacionales sobre la salud de la población al considerar como esenciales las industrias mineras y automotrices, y las de construcción. Y también, muy tristemente al declarar, a través de la Coordinación Estatal de Ecología, que el proceso de saneamiento del río Zahuapan se detiene (suponiendo que en verdad hubiera alguno) y así se quedará hasta que se decida si quedan recursos disponibles en el presupuesto.

Entonces, ¿dónde están las prioridades del gobierno del estado? Al parecer en seguir colocando los intereses económicos y políticos por encima de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la población.

- Anuncio -

Ultimas

Fracasa el intento de agravar las sanciones contra Claudia Rivera por actos anticipados de campaña

La Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la amonestación...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -