En duda, legitimidad e imparcialidad en la renovación de la CEDH: Cortés Meneses

Baldemar Cortés Meneses, diputado local independiente. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La imparcialidad y legitimidad en la integración del Consejo Consultivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) está en riesgo debido a la necedad de contratar el despacho Consultoría Legal y Capacitación de Derechos Fundamentales, que se encargará de realizar la evaluación de los aspirantes, pues podría actuar para favorecer a trabajadores del órgano garante.

Lo anterior fue denunciado por el diputado independiente, Baldemar Cortés Meneses, quien alertó que este despacho podría favorecer las aspiraciones de la ex directora administrativa de la CEDH, Alma Inés Zamora Gracia y a los visitadores Salomón Amador González y Alma Carina Cuevas Fernández, con quienes tuvo, en los hechos, una relación de subordinación.

Cortés Meneses refirió que el despacho externo tiene una “relación estrecha” con Ángel Caballero Vázquez, quien en su momento también ha trabajado para la CEDH en materia de capacitación y sugirió a la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local abrir el proceso a la participación de las organizaciones sociales, situación que finalmente no se llevó a cabo.


“Ahora nos cae el veinte referente a la relación que tiene el despacho externo con el doctor Caballero. Ellos son quienes han llevado el proceso de auditoría a la CEDH, han hecho cursos y talleres, incluso de diagnóstico, lo cual no es bueno por la relación que ya entabló”, dijo.

En ese sentido, insistió en que el despacho de referencia ha mantenido una relación laboral y hasta de subordinación con algu-nos personajes que aspiran a la presidencia y que laboraron en la CEDH, lo que puede generar vicios y afectar la imparcialidad y transparencia de la elección de los próximos integrantes de la Consejo Consultivo.

“La relación que existe entre quienes han estado asesorando a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y que forman parte del despacho, me preocupa. Es decir, no hay piso parejo para todos los aspirantes”, lamentó.

Por ello, exigió que la elección del próximo presidente de la CEDH se lleve a cabo de manera transparente, sobre todo para dar legitimidad a quien estará al frente del organismo durante los próximos cinco años.

Pero además de ello, lamentó que la renovación del organismo se deje hasta el próximo 15 de diciembre, ya que “la mayoría del pleno rechazó el dictamen que presentamos, el tema central no fue la convocatoria, sino el dictamen respecto de quienes serían los idóneos para ser presidente y consejeros… creo que ahora el proceso no va por la vía de la legalidad”.