Martes, mayo 11, 2021

Ellos, los otros

Destacadas

Asegura Barbosa que su gobierno no interviene en la campaña y pide a ediles no desviar recursos

El gobierno del estado no está interviniendo en el proceso electoral, aseguró la mañana de ayer Luis Miguel Barbosa,...

Candidatos sufren amenazas, golpes y hasta secuestros durante las campañas

Desde amenazas de muerte, agresiones físicas, robo de vehículos y hasta secuestros, se han suscitado en contra de candidatos...

Por el 10 de mayo aumentaron hasta en 100 por ciento ventas en restaurantes de Tehuacán

Tehuacán. El festejo del Día de la Madre representó un aliento para los restauranteros de esta ciudad, ya que...

El Otro, el que está enfrente, casi siempre da miedo. Nos provoca repulsa, disgusto, inquietud, desazón.

Los otros, los diferentes, siempre son malos, buscan nuestra destrucción, acabar con nuestra tranquila y pacífica vida. Por eso hay que aniquilarnos, o al menos impedirles que se nos acerquen.

Nuestra especie tiene una peculiar vocación por la andanza, por echarse a caminar. Si bien hace unos 10 mil años fuimos arrastrados al sedentarismo, a flor de piel vive el nómada, el errante, el que se anima a mirar más allá del horizonte. Y se dirige hacia allá, lejos, a ver qué hay.

- Anuncio -

En tiempos modernos, la migración ha sido el resultado de nuestra barbarie. Del éxodo armenio, al irlandés y al español, pasando por el sirio o el centroamericano, todos están marcados por la tragedia. De la guerra al hambre, con estaciones en la pobreza o la violencia.

Muchos no querían ni quieren salir de sus tierras, de sus hogares. Pero casi siempre no tienen remedio, no queda de otra, porque si te quedas, un buen día puedes amanecer con un tiro en la cabeza o ves morir de hambre a tus hijos.

Las migraciones, quién lo duda, han moldeado nuestro mundo. El intercambio de personas y de ideas le ha dado rostro a la historia. Ya sea por la fuerza o por gusto, pero cuando unos cuantos o unos muchos llegan a un lugar distinto al de su origen, comienza una nueva narrativa, mezcla de lo que se trae y de lo que se encuentra.

En estas tierras, hace miles de años hubo flujos constantes de personas. Pueblos enteros se movieron y ocuparon nuevos nichos ecológicos. Intercambiaron ideas, reforzaron idiosincrasias, moldearon una cultura, la mesoamericana, que más o menos desfigurada, ha llegado hasta estas alturas de la Historia (sí, con mayúscula, con mirada burlona a Fukuyama).

Un ejemplo: en este 2019 se están cumpliendo los 80 años del exilio republicano español. El 13 de junio (ah, nuestra obsesión por fechas de esta naturaleza) de 1939, el barco Sinaia, atracó en el puerto de Veracruz. En él venían los primeros mil 600 derrotados republicanos, echados por el Generalísimo Franco, hermano de sangre de Hitler, Mussolini y Pinochet.

Fue la primera oleada que vino a aportar y no a quitar nada a nadie. Ya en otra oportunidad hablaremos lo que dejó aquella migración. Ahora lo que importa es llamar la atención sobre lo que está ocurriendo no sólo aquí en México, sino en Estados Unidos y en Europa, que olvidan que ellos son hijos y padres de migrantes.

Y ahí está su historia (así, con minúscula), para corroborarlo.

- Anuncio -

Ultimas

00:01:12

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -