Domingo, agosto 7, 2022
- Anuncio -

El machismo social en Tlaxcala

- Anuncio -

Relacionadas

Respaldo de AMLO fortalecerá el sistema de salud en Tlaxcala: gobernadora

La gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros aseguró que con el respaldo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se...

Inaugura AMLO sucursal del Banco de Bienestar en Calpulalpan

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador inauguró la tarde–noche de este viernes la sucursal número 39 del...

Abraham Paredes, una vida de hacer fotografía de corazón

Hoy en Las Reporteras que presenta la Jornada de Oriente: Abraham Paredes García nació el 7 de septiembre de 1939....

Destacadas

En una década, derechos por espacios en mercados de Puebla capital se elevaron hasta 200%, revela revisión a leyes de ingresos

De 2012 a 2022 los derechos por ocupación de espacios en los mercados municipales aumentaron hasta en un 200...

En Huexotitla, a plena luz del día, hurtan equipo de auto de La Jornada de Oriente

Al mediodía de ayer, en uno de las zonas más concurridas de la capital poblana, el auto que La...

La tonelada de maíz subió 37%; generó alza de hasta 33% en la tortilla: industriales

En lo que va del presente año ha incrementado 37.1 por ciento el precio de la tonelada de maíz...

Las redes sociales se han convertido en expresiones de violencia contra las feministas, defensoras, activistas y las mujeres en general. No hay publicación, nota o artículo que hable sobre las exigencias hacia el gobierno de atender las problemáticas que vivimos las mujeres sin que se conviertan en burlas, señalamientos o violencias; sobre todo, después de la marcha del 8 de marzo, que ya de por sí se ha convertido, año con año, en minimizar la lucha feminista y demostrar que el machismo, la misoginia y la violencia feminicida siguen siendo parte de nuestras relaciones en todos los espacios que ocupamos las mujeres.

Los comentarios de hombres y mujeres que atacan cualquier acción por la exigencia de los derechos de las mujeres son muestra del desconocimiento acerca de fechas conmemorativas como el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, que ha pasado de recibir felicitaciones y memes de flores, a insultos, amenazas o burlas por el hecho de ser mujeres que seguimos señalando la falta de acceso pleno a nuestros derechos humanos y evidenciando las prácticas de violencia comunitaria, familiar e institucional.

Se han normalizado enormemente las violencias contra las mujeres, quienes, ante la simulación, omisión y desinterés, han optado por la denuncia pública y la exigencia a las autoridades de atender de forma adecuada estos hechos de violencia, lo que no es otra cosa más que acceder a nuestros derechos y que es responsabilidad del gobierno garantizarlos; es por ello que, en los últimos años, las marchas de mujeres han crecido visiblemente, pues cada vez nos encontramos con mayores obstáculos para acceder a la justicia o tener que vivir procesos cansados y revictimizantes en las instituciones. Tan normalizadas están todas las formas de violencia, que a pesar de ser públicas en las redes sociales las amenazas o los insultos, no pasa nada, incluso las aplauden, para ellos no hay censura, pero para las mujeres que expresan estas realidades en las redes sociales, son hasta bloqueadas sus cuentas.

- Anuncio -

Un ejemplo de esto son las reacciones y comentarios en las diversas notas que han publicado los medios de comunicación de forma electrónica, que informan sobre las violencias contra las mujeres como desapariciones, feminicidios o violencia sexual; o sobre las declaraciones de mujeres en diferentes espacios que dan cuenta de las omisiones, injusticias e impunidad. Estos comentarios siguen siendo en contra de las mismas mujeres, cuestionando a las familias, esperando que aparezcan muertas, o justificando las agresiones y violencias contra las mujeres el 8 de marzo por parte de policías y granaderos, pidiendo “castigos”; una completa casería de brujas.

Por otro lado, también nos hemos encontrado muchas notas que lo que buscan no es informar, sino colocar mensajes que desinforman sobre cómo estamos viviendo las diversas problemáticas las mujeres en el estado y a nivel nacional; los mismos titulares se han ocupado para deslegitimar las acciones de mujeres, minimizar las violencias o dar prioridad a los discursos institucionales, que no necesariamente responden a estos contextos, sino que son políticamente correctas; pero que la intención detrás de estos titulares también ha sido en mantener ideologías y posturas contra el movimiento feminista y las exigencias permanentes que por décadas hemos expresado.

Recordemos las declaraciones del presidente de la República en contra del movimiento feminista, quien ha desacreditado las aportaciones que hemos generado a lo largo de los años y catalogándonos, además, de conservadoras, por reprocharle a su gobierno el mantener las mismas prácticas que, como otras administraciones, no han querido atender la violencia contra las mujeres como un asunto prioritario. No sólo ha señalado de forma negativa a la sociedad civil, sino que no ha tenido acercamientos con las defensoras de los derechos de las mujeres, con una actitud completamente patriarcal y machista.

Todo esto es el reflejo de la falta de políticas públicas para modificar las prácticas e ideologías machistas y misóginas en la población y al interior de las instituciones, pues la vivimos todos los días en todos los espacios; pero, además, no sólo no previene estas actitudes, sino que el mismo gobierno las ha promovido, desde los discursos de criminalización contra las mujeres, de minimizar la gravedad que estamos enfrentando en cuanto a desapariciones, feminicidios y violencia sexual, como lo hemos escuchado, desde el presidente de la República, hasta las autoridades municipales.

Del mismo modo, en nuestro estado, se ha negado la fuerte represión contra las mujeres desde el 8 de marzo y durante todo el mes, pues so pretexto del Tour Mundial de Voleibol de Playa, las represiones y agresiones de policías y el fuerte protocolo de seguridad que se dirigió más hacia las mujeres, revisando mochilas para evitar que se entregaran volantes con información de lo que está sucediendo en el estado, como si esto dañara la imagen de un estado feminicida y omiso.

Los comentarios, burlas y violencias en las redes hay de sobra, son la muestra de que cuando los hombres terminan diciendo “el machismo ya no existe”, sólo es la negación de la realidad que seguimos enfrentando, la muestra de que no existe reflexión ni análisis de las diversas formas de violencias que tienen normalizadas; no son “micromachismos”, son prácticas machistas que pasan desapercibidas, que se prefiere no señalar, porque seguramente también las practican y no están dispuestos a renunciar a estas prácticas.

Ahora que ya se aprobó el Plan Estatal de Desarrollo, necesitamos que estas políticas públicas estén presentes para hacer frente realmente al contexto machista y feminicida, si será un documento vivo que permita seguir contribuyendo a su fortalecimiento y, por ende, a su funcionalidad, no podemos dejar de lado las responsabilidades masculinas para dejar de reproducir y normalizar estas actitudes, llegando hasta el feminicidio.

- Anuncio -

Ultimas

Confirma secretario de Salud desabasto de vacunas del cuadro básico

Hay desabasto de vacunas del esquema básico para menores de edad, confirmó el secretario de Salud, José Antonio Martínez...
- Anuncio -
- Anuncio -