EL COVID-19 ES EL PROBLEMA, NO LAS PERSONAS

El covid-19 es el problema

El Covid–19 es el problema, no las personas. Cuando el secretario de Salud afirma que disminuyen los contagios y aumentan los fallecimientos, una de las respuestas debería buscarse en la estigmatización que la sociedad hace de los enfermos con cierto tipo de padecimientos.

El caso más emblemático se puede observar en las declaraciones que hace constantemente el presidente de los Estados Unidos. Reiteradamente apunta hacia China como el país culpable de la pandemia. Lo que genera una actitud agresiva contra todas las personas de esa nacionalidad, en cualquier lugar del mundo.

Un trabajo de revisión sistemática realizado entre 2011 y 2016 muestra las diferencias entre las personas con VIH–Sida y las que asistieron a consulta en todo el sistema de salud pública. Los científicos encuentran que una de cada cinco personas decide no ir a las instituciones médicas.


Una cosa similar puede estar ocurriendo con el Covid–19. No es por miedo al riesgo del contagio en hospitales, sino por el señalamiento del que serán objeto en su familia y su comunidad. El miedo al rechazo, a la estigmatización, es muy alto.

A lo largo del país hay claros ejemplos de ello. Habitantes de edificios, de departamentos, colonias, barrios, pueblos y comunidades agredieron y agreden a los trabajadores de salud, particularmente si están adscritos a unidades de atención de Covid–19.

También es observable que muchas familias con un enfermo de Covid–19 llaman a los servicios cuando éstos se encuentran muy graves, por lo que poco pueden hacer los profesionales de la medicina para salvarlos. .

Quizá es momento de cambiar la estrategia de comunicación. En lugar de dar a conocer los contagios y los fallecimientos, debería ponerse énfasis en los pacientes recuperados. Eso puede construir una percepción diferente de la enfermedad entre los tlaxcaltecas.

El problema no son las personas, es el virus.