Martes, junio 25, 2024

El agua de Tlaxcala y Puebla es exportada en forma de autos y otros productos; políticos sirven al capital alemán: Barreda

Destacamos

Todos los políticos y políticas de la región Tlaxcala-Puebla saben que el amo al que sirven es el capital alemán y que van a bailar la música que le toquen estos señores que contaminan y se acaban los recursos naturales“, como el agua, que es exportada en forma de automóviles, aseveró el investigador Andrés Barreda Marín.

Durante el XI Congreso Diocesano por el Cuidado del Medio Ambiente, organizado por la Pastoral de Derechos Humanos, el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C. y otras Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), disertó sobre el desarrollo industrial,  el neoliberalismo y los problemas de devastación del medio ambiente.

Ante asistentes reunidos en el Centro de Capacitación Luis Munive y Escobar, el también economista y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), subrayó que Tlaxcala ya tiene “muchas décadas que está siendo sujeta, de una manera muy intensa, a un proceso que políticos y empresarios le dicen modernización, que supuestamente lo saca del atraso”.

Sin embargo -dijo-, durante la época neoliberal la destrucción ambiental empeoró y se convirtió en la degradación completa de la vida de las comunidades con todo tipo de actividades criminales, como el huachicol de combustible.

“Esto que ellos llaman modernidad, desde abajo lo que se vive es otra cosa, una agresión que no tiene tope ni termina de tocar fondo” y a la fecha en la zona Puebla-Tlaxcala hay alrededor de 29 corredores industriales, para los que la población se preparó para ser la mano de obra.

El especialista centró su ponencia en la armadora de autos alemana Volkswagen, ubicada en Puebla, a la cual se le atribuye un alto consumo de agua, ya que al inicio de operaciones requería de un millón de litros de agua para un vehículo.

Resaltó que por ello está planta se instaló estratégicamente en esta región, pues en el caso de Nativitas, municipio de Tlaxcala, y colindante con la vecina entidad, tenía una gran riqueza del vital líquido a través de ciénegas.

Pero en la actualidad es difícil medir cuánta agua esa compañía internacional porque subcontrata a otras empresas, también de inversión alemán y establecidas en este territorio, que le proveen de aparatos electrónicos y equipos para armar cada auto, apuntó.

“Nadie se ha acabado tanto el agua como la industria automotriz”, pues las empresas capitalistas siempre han buscado a Puebla y a Tlaxcala por tener este recurso en abundancia, por eso “el impacto ambiental se difiere”.

Acentuó que ahora las consecuencias están a la vista, pues ahora hay un despojo de tierras y de recursos, que se han ido convirtiendo en carros, telas y otras cosas. Añadió que actualmente el agua de estas dos entidades “se exporta a Europa y a Estados Unidos en forma de automóvil, de ropa, de sustancias químicas”.

La modernización sería buena si se crearan más empleos y mejor pagados, si las personas se enfermaran menos, si se redujera la contaminación y si se elevara el bienestar, subrayó.

“Hoy la tierra y el agua están envenadas… hoy Tlaxcala es el estado número uno en insuficiencia renal crónica de todo México” y este es el segundo país del mundo con esta enfermedad crónica, “o sea, estamos en uno de los lugares de más castigo”.

El también coordinador de Programas  Nacionales Estratégicos (Pronaces-Conacyt) lamentó que los gobiernos no quieran entender esta situación “porque están trabajando para el capital alemán”. Por ello, el investigador instó a la sociedad a organizarse colectivamente, a ponerse las pilas y a defenderse contra la devastación del entorno.

Ultimas

Autoriza cabildo por mayoría la feria de Atlixco en su edición 2024

Atlixco. En una sesión breve de cabildo, la cual duró casi 12 minutos, la mayoría de los regidores aprobaron...
- Anuncios -
- Anuncios -