Miércoles, abril 14, 2021

Recomendamos

Drogas a la orden

-

-

- Anuncio -

El camaleónico Philip Seymour Hoffman sumó su nombre a la ya larguísima lista de luminarias hollywoodenses que pasó de vivir en los paraísos artificiales, a habitar la nada de la muerte.

El cuerpo del protagonista de Capote, encontrado en su casa de Greenwich Village, con una jeringa en el brazo izquierdo y al menos 65 sobres de heroína en espera de darle la dentellada química, dio sombrío testimonio de la futilidad de la supuesta lucha contra las drogas.

- Anuncio -

A seis dólares el sobrecito, en Nueva York es más fácil adquirir heroína que comprar medicamentos regulados para encontrar una salida exprés a la agobiante realidad.

La huida es obvia, a la luz de acontecimientos que tienen lugar a miles de kilómetros de Manhattan.

Un reportaje de Newsweek publicado en enero de este año, da cuenta del colosal fracaso de Estados Unidos en Afganistán, cuya principal consecuencia es el florecimiento del cultivo de amapola, materia prima de la que se obtiene la heroína.

- Anuncio -

El artículo de Owen Matthews y Anna Nemsova (“Amarga derrota. Occidente deja un legado cuestionable al abandonar el frente afgano”) advierte que la táctica estadounidense de promover cultivos alternativos fracasó estrepitosamente, ya que empujó a los campesinos afganos a caer en manos del talibán, que pasó de condenar la venta y consumo de drogas, a explotar la siembra y el comercio de los opiáceos.

“Este año, más afganos dependen del ingreso de la heroína que del trigo”, indica Ahmed Rashid, autor del libro Taliban: Militant Islam, Oil and Fundamentalism in Central Asia, cuyas opiniones recogen los autores del reportaje de Newsweek.

Los talibán han impuesto un gravamen de 10 por ciento al opio producido en las zonas que controlan, con lo que han financiado su resurgimiento, recogen los reporteros.

Como resultado, la heroína, droga que estuvo de moda en los años 90, como da cuenta la filmografía estadunidense, ha inundado el mercado de aquel país,  principal consumidor mundial de todo tipo de estupefacientes: lo que ustedes quieran –excepto, quizás, la mona, que parece ser más bien patrimonio de los fregados del sistema, aunque siempre hay que contar con los negros que viven en los guetos.

De la marihuana a las drogas de diseño, pasando por las siempre vigentes cocaína, heroína y anfetaminas, hasta llegar al éxtasis de la metilendioximetamfetamina (MDMA, para los amigos), el GHB o la Special K, los gringos prueban de todo, ansiosos por huir u obtener un vistazo del Edén psicotrópico descrito por Baudelaire. Y nada los sacia. Casi ningún sector social se escapa, por las razones que ustedes quieran.

La sed estadunidense de narcóticos es el principal motor del trasiego y venta de todo tipo de drogas. Esa doble moral es la que ha alentado la desaforada producción que ha saturado al mercado, con precios de remate, aunque los volúmenes de venta mantienen la rentabilidad del negocio, que no tiene visos de llegar a un fin en el corto plazo.

Para algunos, la solución pasa por el camino de la legalización, como ya hicieron los estados de Colorado y Washington, y más recientemente Uruguay, que han dado visa a la marihuana, aunque por razones muy distintas.

Más allá de las bufonadas de gente como el ex presidente Vicente Fox Quezada, vinculado con El Chapo Guzmán, quien según la periodista Anabel Hernández habría pagado una millonaria suma en dólares a la familia Fox para que pudiera abandonar el penal de Puente Grande, lo cierto es que hace falta un serio debate sobre la eventual legalización de las drogas.

Sólo como recomendación literaria, valdría la pena darse una vuelta por La historia elemental de las drogas, de Antonio Escohotado, para tener algunas noticias sobre el uso de los estupefacientes, antes de la oleada prohibicionista, impulsada por los puritanos que se ampararon en la Ley Harrison de principios del siglo XX.

Lo dicho: la hipocresía ha costado demasiadas vidas y ha construido un imperio del crimen, que no se va a derribar a punta de balazos.

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

Morena cede candidaturas a Miguel Barbosa y Gabriel Biestro tras protestas

Tras 21 días de protestas por la selección de candidatos, la Comisión Nacional de Elecciones de Morena mostró mayor apertura en el reparto de...
- Anuncio -