Diputados tienen ambición desmedida y actuación ilegal: organizaciones campesinas; piden vetar presupuesto

Líderes de organizaciones campesinas recriminaron la desaparición del Fondo de Acciones para el Fortalecimiento al Campo y que diputados hayan creado un fondo para obras de infraestructura que ellos distribuirán, pues demuestran una “ambición desmedida” por el dinero e ilegalidad en sus acciones; al tiempo, demandaron al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que vete el presupuesto 2020 aprobado este lunes.     

MORENA DEBE SANCIONAR A SUS DIPUTADOS: JUÁREZ

José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal del Congreso Agrario Permanente (CAP), consideró que es “muy delicado” que hayan desaparecido dicho fondo, pero lo atribuyó a los reclamos vertidos por diversas organizaciones campesinas los “malos manejos” del recurso por parte de diputados y alcaldes que generaron “tanto desprestigio”.

También “es muy grave” que no hayan cumplido con su palabra, pues en el caso de la morenista María del Rayo Netzáhuatl Ilhuicatzi, presidenta de la Comisión de Finanzas y Fiscalización, se comprometió a que ese monto del fondo iba a ser destinado a la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa). Externó su preocupación “porque seguramente” para el sector agropecuario solo aprobaron los 212 millones de pesos propuestos por el titular del Poder Ejecutivo local.


Criticó que es “más grave” la validación de un fondo para obras de infraestructura en los municipios por un total de 486.2 millones de pesos, los cuales se repartirán entre diputados con la cantidad de 19.4 millones de pesos que cada uno podrá etiquetar en apoyo a sus distritos electorales respectivos.

“Eso es verdaderamente inaudito, a nivel federal eso fue lo que les prohibieron, que nadie manejara recursos y en Tlaxcala lo están haciendo; es muy delicado que el partido Morena los esté solapando y los deje hacer su santa voluntad en aras de querer hacer campaña electoral con el dinero de esas obras y con un uso muy inadecuado”.

Expuso que esperaría a conocer la postura del Ejecutivo estatal respecto de esta distribución de gasto, “que sea sensible, que no les permita tantos atropellos y que no vaya a condicionarlo a que le perdonen otras cosas, que no haya contubernio entre los poderes y si no, mejor ya que los ponga de secretarios de Finanzas o de Obras, quedarían mejor, tal vez se verían menos mal”.

En su opinión, las y los congresistas de Tlaxcala “están demostrando una ambición desmedida por el dinero; están faltando a los principios del partido que los postuló: no robar, no mentir, no traicionar, creo están haciendo exactamente lo contrario”.

Morena -resaltó- debe fincarles una responsabilidad, turnar el caso a la Comisión de Honor y Justicia de la dirigencia nacional y posiblemente separarlos de la fracción parlamentaria. “Es necesario que el presidente Andrés Manuel López Obrador se fije qué están haciendo los diputados y el propio partido en el estado”.

Recordó que el CAP propuso al Congreso un monto de al menos 350 millones o 400 millones de pesos, pero que no fuera manejado por las y los legisladores.

Insistió en que en lugar de opera recursos con el fondo “de los moches” deben legislar sobre varios asuntos complejos, como los relativos a mujeres, campesinos, estudiantes y trabajadores, “porque ellos están pensando solamente en cómo se embolsan un dinero”, a pesar de tener “un buen salario” y canonjías “que les permite una vida de reyes”.

En 2020 “el campo queda muy triste, muy desolada y una amarga decepción porque el presupuesto fue aprobado por unanimidad”.

PRIMERO QUE ACLAREN FONDOS DE 2019: CNC

Por separado, Heriberto López Briones, líder estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), acentuó que la eliminación del fondo al campo, por un lado “es muy desafortunada, porque no vamos a tener recursos”.

Pero por otro “creo que está bien porque el Ejecutivo local tendrá control de los recursos para que estos tipos no hagan cosas que no deben hacer, que no metan mano ni cobren porcentajes”, realzó.

Porque algunos de ellos “ya hasta son dueños de constructoras”, según notas periodísticas, particularmente una diputada de la región de Calpulalpan y de otros que se asociaron a empresarios del ramo, por lo que las adjudicaciones “no fueron muy claras” legalmente durante 2019, indicó.

Añadió: “Es un terrible exceso” que cada uno vaya a distribuir 19.4 millones de pesos en sus distritos; “ellos no tienen compromiso ni sentido común de los distritos que están dedicados a la agricultura, no tienen consciencia social”.  

Cuestionó que a la fecha no haya claridad en los 154 millones de pesos que en este año se aplicaron en los municipios a través del fondo para el campo, “pues no hay listas de beneficiarios ni se dio a conocer el costo de animales que repartieron; tampoco en el caso del correspondiente a obras porque se desconoce si licitaron la compra del material.

Por eso debe haber un control por parte del gobierno estatal”.

En sus atribuciones legales -recalcó- no está la de ejercer recursos ni la de asignar obras de infraestructura, nada más pueden gestionar el dinero para estas, por lo que las y los diputados “están haciendo una violación muy abierta a la ley, aprovechándose de una mayoría legislativa que tienen”    

El también exdiputado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), reiteró que su trabajo es legislar y auxiliarse del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) para el caso de la comprobación del ejercicio del gasto público.

“Seguramente muchos pensarán en la reelección en el próximo proceso electoral y muchos querrán ser presidentes municipales, ahí los esperamos abajo, y primero deben aclarar cómo se gastaron el dinero de este año, porque mientras aquí nos peleamos por un folio para un tractor de 250 mil pesos, en Apizaco regalaron a alguien uno de 500 mil pesos, ¿a su cuate o a quién?”, reclamó.    

Dijo que espera que recapaciten y se pongan a trabajar en diversos temas, como los de salud y los problemas que se registran en los municipios, sin invadir competencias ni pensar en fondos “porque tienen salarios muy respetables y recurso para gestión”.

ES UN ATENTADO CONTRA EL CAMPO: FAC

En rueda de prensa, organizaciones del Frente Auténtico del Campo (FAC) expresaron su desacuerdo con el presupuesto aprobado para 2020 y que las y los congresistas hayan validado un fondo para obras por casi 500 millones de pesos. “Dejan en una situación vulnerable al campo”.  

Ernestina Ramírez, dirigente estatal de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), puntualizó que a pesar de los acercamientos con la diputada Michelle Brito, presidente de la Comisión de Fomento Agropecuario, el gasto para el campo no se reflejó en la Sefoa.

“Pensábamos que actuaba de buena fe… vemos que no hay un compromiso real para los productores, lo que ellos ven es su interés personal, es un abuso autoasignarse 19.4 millones de pesos porque no son dueños del dinero… en legislaturas pasadas hacían una pequeña simulación, hoy es descarado el asunto. Vamos en retroceso”.  

Diego Lira Carrasco, del Movimiento Social por la Tierra (MST), anticipó que el FAC convocará a una movilización para exigir al gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez que el presupuesto no sea respaldado en los términos aprobado por el Congreso “y que no se publique” y se reoriente el recurso.  

César Recova Romero, líder estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), afirmó que junto con otras organizaciones podrían emprender protestas y cerrar carreteras, así como calles de la capital del estado, “para que el Ejecutivo no dé cartera amplia a los diputados”.

El presupuesto 2020 en nada beneficia al campo, “lo empobrece y abandona más”, en lugar de lograr la “soberanía alimentaria” porque el Congreso “no tuvo la visión” de dotar de recursos a la infraestructura e innovación tecnológica, criticó Eduardo Carvente, integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA).  

Diego Lira justificó la arremetida en contra de diputados por parte de miembros del MST, quienes lanzaron huevos en plena sesión, así como el rechazo a una mesa de diálogo cuando ya realizaban la protesta. “Cómo vamos a aceptar” una conversación “si ellos están atentando en contra del campo” y “ya la habíamos pedido sin tener respuesta”.

Calificó de “traición” lo aprobado por las y los legisladores y reprochó “la represión” que estos ejercieron hacia el MST mediante la fuerza pública. Y fustigó que la propuesta de mil 200 millones de pesos al sector no haya sido tomada en cuenta “para regularizar la posesión de la tierra, ni la ley para sancionar el uso de bombas antigranizo, ni el saneamiento del Zahuapan; la lectura fue rápida sin dar tiempo de digerir la información y el decreto ya lo estaban firmando antes de terminar de leerlo, tenemos las evidencias”.