DESARROLLO Y BIENESTAR CON CRECIMIENTO

Desarrollo y bienestar

Desarrollo y bienestar sin crecimiento es lo que, desde la perspectiva del presidente de la República, sucede en el país. En Tlaxcala parece ocurrir lo contrario, se registra un permanente crecimiento, pero se mantienen los principales problemas sociales.

Durante 2018, el primer trimestre registra un crecimiento de 4.4 por ciento. Lo que significa una variación de 2.5 por ciento con relación al trimestre anterior. El segundo trimestre se cae para un registro de cero crecimiento, un descenso del 4.1 por ciento.

El indicador de coyuntura muestra que la evolución económica de Tlaxcala a lo largo de todo 2018 termina con cifras negativas. Un crecimiento de menos 0.1 por ciento. Una condición similar a lo que sucede en 2019 con todo el país.


En el primer trimestre de 2019 la entidad recupera el crecimiento registrado en el segundo trimestre de 2018. Se alcanza una cifra positiva de 4.4. por ciento. Pero para el segundo trimestre vuelve a caer a cero. Se desploma.

Los datos del tercer trimestre arrojan el dato de 0.5 por ciento de crecimiento con una diferencia radical al registrado al trimestre del año anterior que significan 14.2 puntos porcentuales.

A lo largo de nueve meses, Tlaxcala alcanza uno de los mayores crecimientos con relación al año anterior que le permite un alza acumulada de 9.2 por ciento. Lo que sin duda se mantiene en el cuarto trimestre.

Una particularidad de la economía es la oscilación en el comportamiento de la actividad económica, que a largo plazo mantiene cifras positivas, sin embargo, ese crecimiento ¿qué tanto impacta el desarrollo y bienestar?

Los datos de Coneval muestran una cifra positiva en la disminución de la pobreza extrema, sin embargo, en educación y salud no se cuenta con información para afirmar que se ha producido un cambio positivo. La tasa de informalidad se mantiene en 71.7 puntos.

Esperemos que en 2020 el crecimiento tenga un mayor impacto en el el desarrollo y bienestar.