Por Covid-19, Comunas de Terrenate y Xicohtzinco sin entregar cuentas públicas

La pandemia generada por la Covid-19 provocó que los municipios de Terrenate y Xicohtzinco incumplieran con la entrega de sus cuentas públicas correspondiente al tercer trimestre de este año, informó el presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización de la LXIII Legislatura local, Miguel Piedras Díaz.

El diputado integrante de la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) reveló que en ambos casos, los alcaldes Felipe Fernández Romero y José Isabel Badillo Jaramillo, de Terrenate y Xicohtzinco, respectivamente, reportaron que personal de la tesorería y administrativo fueron contagiados de ese coronavirus.

“Los otros dos trimestres ya los entregaron y el tercer trimestre también, de los entes fiscalizables solo faltaron dos que son los ayuntamientos de Xicohzinco y Terrenate, pero nos hacen llegar un oficio en el que explican que personal administrativo y el tesorero de ambas Comunas tienen Covid-19, por lo que hemos tomado las medidas necesarias para apoyarlos”, explicó.


Por ello, el diputado plurinominal dejó en claro que ninguno de esos dos ayuntamientos se hará acreedor a una multa, pues el incumplimiento obedeció a problemas de salud de los funcionarios municipales, por lo que la prorroga dependerá de la recuperación del personal de tesorería en ambas municipalidades.

“Nos hicieron llegar sus oficios en tiempo y forma. La prórroga dependerá de la incapacidad que se les otorgó, no habrá multa porque está justificado porque tiene que ver con la salud, es algo que debemos entender y a lo que estamos expuestos todos por esta pandemia que nos afecta al mundo”, dijo el congresista.

Es de citar que en el caso de Xicohzinco, el alcalde José Isabel Badillo Jaramillo, a través de un documento que envió al Congreso local, solicitó una prórroga para entregar la cuenta pública del tercer trimestre de 2020.

Argumentó que personal del área de tesorería dieron positivo a la prueba de Covid-19, razón por la cual “se mantuvieron aislados durante 40 días, por lo que se tuvo dificultades para la entrega” de los estados financieros.

Mientras que Felipe Fernández Romero, presidente municipal de Terrenate, dio positivo a la prueba SARS-CoV-2 en el mes de julio, por lo que las oficinas de la presidencia musical permanecieron cerradas algunas semanas.

Finalmente es de recordar que el Congreso local suspendió del 18 de marzo al 14 de septiembre de este año los plazos legales en materia de fiscalización por la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.