Sábado, abril 10, 2021

Conanp reconoce desafíos para atender la plaga en el Parque Nacional Malinche

Destacadas

Se concluyen en Puebla 8 de cada 10 investigaciones por delitos

El promedio de conclusión de las carpetas de investigación que se inician en Puebla por algún delito, es del...

CEN del PAN investiga denuncias de venta de candidaturas en Puebla

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN investiga las acusaciones que enfrenta la dirigente del partido en Puebla, Genoveva...

Barbosa pide que SG intervenga para resolver conflicto con Bonafont en Juan C. Bonilla

La delegación de la Secretaría de Gobernación federal (SG) debe intervenir en el conflicto que hay con la planta...

“Vemos que los árboles lloran… en un mes y medio se están secando, es el tiempo que tenemos para protegerlo”, expresó Carlos Gilberto Pacheco, integrante de Ejidos Unidos de Oriente A.C, durante el foro de análisis online “El Descortezador una Amenaza Silenciosa, caso del Área Natural Protegida La Malinche”, convocado por Totkli Educación Ambiental, organización no gubernamental.

Explicó el trabajo que las comunidades han realizado para el saneamiento, pues la plaga causada por este escarabajo no se atendió correctamente desde que se reportó su presencia y creció. En 2020 “se tenían consideradas unas 300 hectáreas afectadas en el Parque Nacional Malinche (PNM); en la actualidad consideramos más de tres mil 500”.

En este espacio de análisis, Denhi Salinas Ordaz, encargada del PNM de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), informó que desde el año 2018 se dio parte a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) sobre este problema, así como al resto de dependencias de este sector, y que ya fue instalado el Sistema de Mando de Incidentes (SMI) para el manejo de incidentes de manera coordinada.

- Anuncio -

Resaltó que se identificó la necesidad de promover acciones en coordinación con las instituciones de los tres niveles de gobierno y de posesionarios de predios, por lo que se han realizado reuniones con las dependencias involucradas, a fin de definir una estrategia para atender la proliferación de plagas y saneamiento del bosque en este parque y de su zona de influencia, además, establecer un monitoreo permanente a efecto de reducir el impacto generado por insectos descortezadores.

Dijo que se realizan acciones de vigilancia y avisos de la presencia de plagas, la realización de un diagnóstico fitosanitario que está en proceso de actualización; trabajos de sanidad, así como el acopio de material resultante y destino final de madera y leña.

Asimismo, se diseña un plan de restauración para sitios afectados por plaga, incendios, erosión y actividad agrícola, para lo cual se requiere del apoyo de investigadores y académicos y de personas de la comunidad pues las instituciones cuentan con poco personal; pero también hay una “fuerte búsqueda” de recursos humanos, equipos, insumos, para realizar tareas de saneamiento, investigación, restauración y educación ambiental más intensiva, subrayó.

Señaló que las comunidades pueden trabajar de forma colaborativa para el bien de la montaña, mediante la realización de tratamientos fitosanitarios de manera correcta, constituir comités de vigilancia y monitoreo, ser promotoras ambientales, no involucrar cuestiones partidistas que resten credibilidad a acciones serias, denunciar actos de corrupción y respetar a las autoridades.

Subrayó que la Conanp ha recibido informes de que hay presidentes de comunidad que cobran “más de lo estipulado (en las acciones de saneamiento) y están haciendo todo un negocio y esto desvirtúa totalmente el manejo y control de la plaga”. Añadió que también se suscitó un incidente de agresión contra servidores públicos” durante sus labores.

“El desafío para la atención de la plaga es promover una alianza entre gobierno estatal, municipal, núcleos agrarios y propietarios, la aplicación de la legislación ambiental, el compromiso de autoridades y comunidades; detener el avance de las fronteras agrícola y urbana, y la regularización de las actividades turísticas”.

Repasó que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable establece que los propietarios y legítimos poseedores de terrenos forestales o que lo son temporalmente, así como titulares de aprovechamiento, están obligados a ejecutar los trabajos de sanidad, conforme a las autorizaciones y que la administración de Áreas Naturales Protegidas (ANP) lo hará con base en lineamientos que emita la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Acentuó que los trabajos se deben efectuar en apego a la Norma Oficial Mexicana NOM-019-SEMARNAT-2017, la cual establece las disposiciones técnicas para la prevención, combate y control de insectos descortezadores.

Recordó que existe un decreto y programa de manejo del ANP Malinche, pero advirtió que no se puede hacer un aprovechamiento comercial del bosque, y detalló que los principales componentes que inciden en las condiciones de estrés del árbol, son los incendios forestales y apertura de caminos.

También, la tala clandestina para la elaboración de carbón, polines, tablas y leña; manantiales entubados, introducción de especies, el avance de las fronteras agrícola y urbana; el turismo desordenado, la cacería furtiva y la proliferación de perros ferales.

Subrayó que en el parque están inmersos asentamientos humanos, por lo que el uso tradicional es por parte de pobladores de estas tierras, cuya actividad “tiende más a la agricultura intensiva y desmedida que es algo que se debe revertir”.

Expuso que hay muy poca área de preservación, pues “hay una gran cantidad de personas dentro del PNM, tan solo en la zona de influencia ya cerca de medio millón de habitantes con el nuevo Censo de Población, imagínense la presión que se tiene”.

“La superficie de uso tradicional Tlaxcala-Puebla es de 58.9 por ciento, por lo que solo queda de conservación 7.8 por ciento en la subzona denominada La Cima-Axatl-Cañada Grande y 6.44  por ciento en la de recuperación, respecto de toda la extensión original que se tenía como PNM”, enfatizó.

Advirtió que un tema “delicado” es la presencia de núcleos agrarios dentro del parque… y unas de las problemática relacionadas con ello son los incendios forestales provocados por quemas agrícolas y la incidencia de las plagas.

La funcionaria mencionó que la plaga de descortezador inició en el municipio de Chiautempan y subió a otros municipios “con zonas de vegetación aislada, pero rodeadas de campos agrícolas, esa es la temática”.

Carlos Gilberto Pacheco, poblador y ambientalista, recalcó la disposición de la comunidad en las acciones de saneamiento y de restauración del PNM, en coordinación con las instituciones públicas y universitarias.

A su vez, Dulce María Hernández, del Grupo Matlalcuéyatl, destacó que en el caso de la población de Cuahuixmatlac está consciente de la importancia de mantener la vocación forestal de este parque, pero que se requiere de un ordenamiento territorial comunitario e información oficial clara para resolver situaciones específicas.

- Anuncio -

Ultimas

Rogelio López Maya fue nombrado encargado de despacho en la SSP

El gobierno estatal relevó a Raciel López Salazar de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), y trascendió que...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -