Domingo, febrero 25, 2024

Con memorial “Las Voces del Río Atoyac” se buscará crear comunidades docentes de protección al medio ambiente en América Latina

Con el objetivo de difundir las acciones emprendidas en las escuelas de la entidad para la protección del medio ambiente y el rescate de las zonas afectadas por la contaminación, el memorial “Las Voces del Río Atoyac” estará disponible en un museo virtual que contendrá los trabajo creados con las infancias, a fin de generar comunidades docentes en América Latina que comparta experiencias y estrategias de enseñanza-aprendizaje para abordar estos temas en las escuelas.


Lo anterior fue dado a conocer por Armando Solares de la Red de Comunidad, Ciencia y Educación (Red CCE) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), durante la inauguración del memorial “Las Voces del río Atoyac”, en el Museo de Sitio Cacaxtla, ubicado en el municipio de Natívitas.

En el marco del Día de los Derechos Humanos, el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C., en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Coordinadora por un Atoyac con Vida, presentaron este memorial que busca reflejar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos de la escuela primaria “Xicohténcatl”, del municipio de Natívitas, para comprender y atender los problemas socioambientales que enfrenta su comunidad; esto, con el objetivo de hacer llegar a las autoridades el mensaje de trabajar responsablemente para solucionar este importante problema.

Al respecto, Armando Solares, en representación de la directora de la escuela primaria “Xicohténcatl”, Anabel Castañeda Sánchez, destacó el trabajo de coordinación con científicos y científicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por diseñar actividades que expusieran a las infancias la importancia de recuperar la memoria histórica de las comunidades, el Río Atoyac y su relación con el entorno.

- Advertisement -

Asimismo, expuso que en estas actividades se abordó el tema de la contaminación, con atención a las preguntas que niñas y niños se hacen al respecto; sobre lo que remarcó la importancia de generar espacios para la expresión y respuesta de estas preguntas en las escuelas.

De igual manera, apuntó a los trabajos con las infancias para el diseño de estrategias para el rescate de la Cuenca del Alto Atoyac y el ejercicio de los derechos de niñas, niños y jóvenes a vivir en un ambiente saludable libre de tóxicos.

Fue así como reconoció el trabajo de las y los maestros para acompañar este proceso de estudio del pasado de las comunidades, la recuperación de la memoria colectiva desde las familias y la colaboración con las comunidades y los científicos para resolver las preguntas generadas por los estudiantes y las conclusiones que obtuvieron.

- Advertisement -

Con el compromiso de compartir los aprendizajes adquiridos durante el desarrollo de este proyecto, así como las estrategias diseñadas para abordar la información sobre la contaminación y el impacto que tiene en las comunidades y sus recursos naturales en las infancias, el trabajo será compartido en un museo virtual; con el que se espera lograr la generación de una red de comunicación con docentes de América Latina en las zonas afectadas por este mismo problema.

“Se está construyendo, esperamos, una red de colaboraciones en las que podamos intercambiar todas estas experiencias, todas estas voces”, comentó Armando Solares.

En su intervención, Alejandra Méndez Solano, directora del Centro Fray Julián Garcés, remarcó que la Cuenca del Alto Atoyac compone 52 de los 60 municipios de Tlaxcala, lo que representa un 72 por ciento del territorio tlaxcalteca, así como 25 municipios del estado de Puebla y 5 del Estado de México.


Mientras que, en el territorio, se encuentran 22 mil 235 empresas manufactureras de diferentes giros industriales que impactan en la vida de más de 3 millones de personas, pues acusó que éstas desechan sus sustancias en los ríos que conectan con la Cuenca.

Esta situación, expuso ante los asistentes a la inauguración, ha expuesto a niñas, niños, jóvenes y adultos a enfermedades y afectaciones por la contaminación del agua y el aire, principalmente de enfermedades renales crónicas y leucemia.

También, refirió que la operación sin la adecuada regulación de estas industrias ha causado el agotamiento de los recursos hídricos; lo que ha generado un cambio en el desarrollo económico y de la agricultura comunitaria.


Con estas palabras, insistió en el llamado a las autoridades a atender las problemáticas sociales, de salud y económicas que se generan por la contaminación industrial en la Cuenca del Alto Atoyac, bajo el compromiso de la protección de los derechos humanos a la salud, la alimentación, el acceso a la información y a un ambiente saludable.

En su participación, Laura Méndez Rivas de la Coordinadora por un Atoyac con Vida, expuso que esta organización está conformada por mujeres amas de casa, campesinas, campesinos y vecinos de la Cuenca del Alto Atoyac, quienes han emprendido acciones por el respeto y la protección del derecho humano a un medio ambiente sano, a la salud, la recreación y una vida digna, entre otros.

En este sentido, remarcó la importancia de recuperar las acciones comunitarias desde las escuelas para abordar problemáticas socio-ambientales, a fin de motivar estrategias colectivas para el cuidado y protección del territorio en estas zonas. Es así que, bajo el compromiso de difundir los resultados de estas investigaciones y la construcción de estrategias de protección bajo el trabajo comunitario y coordinado, se creó el Memorial “Las voces del Río Atoyac”.

Por su parte, Yajaira Gómez García, directora del Museo de Sitio Cacaxtla, destacó que esta exposición visitará escuelas y presidencias de comunidad de Natívitas, así como de otros municipios, además se buscará complementar con talleres específicos en las escuelas para generar conciencia sobre la importancia de proteger el derecho humano de acceder a un medio ambiente sano.

- Anuncio -

Más noticias

Temas

Relacionadas

Últimas