CMU: han desaparecido 146 mujeres, niñas, niños y adolescentes en lo que va del año

6381 123 casos corresponden a población femenina; solo en 5 casos han activado protocolos

De las aproximadamente 146 desapariciones de mujeres, niñas, niños y adolescentes, registradas en lo que va del año, solamente en cinco casos fue activada la Alerta Amber o el Protocolo Alba, informó el Colectivo Mujer y Utopía (CMU).

A través de un diagnóstico realizado desde el Observatorio de Violencia de Género en Tlaxcala, a cargo de esta asociación civil, difundido con el hashtag #NoEstamosTodas, se explica que 123 casos corresponden a niñas y a mujeres, y las 23 restantes a niños y a adolescentes, en 35 municipios del estado.

La mayor cantidad de desapariciones, 46.6 por ciento, ha sido de mujeres menores de 18 años de edad, y 30.1 por ciento de mayores a ese rango; 15.8 por ciento a varones de menos de 18 y en 5.5 por ciento se desconoce este dato.


De la totalidad de casos, en 45 las personas “siguen sin ser localizadas”, puntualiza el estudio, derivado del seguimiento a las fichas de búsqueda que están en las páginas de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, de la de Alerta Amber y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Sin embargo, el CMU resalta que al activar protocolos de búsqueda en solo cinco de las 146 desapariciones, se está “omitiendo gravemente el contexto de trata de mujeres con fines de explotación sexual, violencia sexual y feminicidio que existe en Tlaxcala”.

Puntualiza que la Alerta Amber “debe ser una herramienta eficaz de difusión, que contribuya en la búsqueda, localización y recuperación de niñas, niños y adolescentes”. Resalta que su objetivo el pronto hallazgo de menores que hayan sido sustraídos, secuestrados o que se encuentren desaparecidos dentro o fuera del estado.

Acentúa que la activación de ésta debe ser de manera inmediata y que bajo ninguna circunstancia las autoridades pueden pedir esperar para hacerlo.            

Entre los criterios para accionarla se encuentran que la persona en esta condición sea menor de 18 años de edad y que se encuentre en riesgo inminente de sufrir daño grave a su integridad personal, además, se debe difundir información suficiente sobre el hecho, nombre, edad, señas particulares, lugar, vestimenta y fotografía.

En cuanto al Protocolo Alba, precisa que es un operativo de investigación, coordinación y reacción inmediata entre autoridades federales, estatales y municipales. Se establece obligatorio el análisis del contexto local para la búsqueda de niñas, adolescentes y mujeres, y la finalidad de implementar la perspectiva de género en la realización de todas las investigaciones sobre su desaparición.