Domingo, abril 18, 2021

Documenta investigador la historia detrás de la artesanía con hoja de maíz en Españita

Destacadas

Debate entre candidatos al gobierno se convirtió en un encuentro de buenas intenciones

Con cartas de buenas intenciones, en las que abundaron las propuestas comunes y generales, sin establecer metas ni las...

Confirma TET acuerdo sobre el registro de Lorena Cuéllar como candidata a la gubernatura

Por unanimidad de votos, el pleno del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) confirmó el acuerdo del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE),...

Confirma Sesa tres defunciones y 17 casos positivos de Covid–19

De acuerdo con el reporte del 17 de abril, la Secretaría de Salud (Sesa) confirmó nueve personas recuperadas, tres...

Para Edith Hernández Gutiérrez, la artesanía con hoja de maíz que se elabora en el municipio de Españita, tiene un significado más emocional, es algo que a su madre le costó dar conocer, por lo que ama lo que hace y lucha por preservarlo, señaló Jiram Martín Alpízar Chincoya, documentador del Archivo de la Palabra del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Y es que, resaltó, tanto Edith como sus hermanas Flor y Pilar son descendientes de doña María Soledad Gutiérrez, quien es considerada como la fundadora de la artesanía con hoja de maíz en la entidad, por lo que su familia destaca de entre todas las que se dedican a este arte en dicho municipio y ese reconocimiento tiene un gran valor en el imaginario colectivo de los habitantes, pues muchas personas no solo conocieron e interactuaron con la doña Soledad, sino que cuentan en sus hogares con sus artesanías.

Esta investigación de Alpízar Chincoya forma parte del Proyecto Eje Tlaxiaco que realiza la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) en colaboración con el Centro INAH Tlaxcala, y puede leerse de forma completa en el número 10 de la revista digital “La Chiquinah”, que mensualmente publica el organismo en su página web.

- Anuncio -

La familia de Edith no siempre fue de artesanos, refiere el investigador, sino hasta que su mamá comenzó a trabajar la hoja de maíz. “Un día en la noche, su padre y hermanas fueron testigos de la inquietud de Soledad, recuerdan que se quedó sentada en la mesa y vino a su mente la idea hacer flores con la hoja de maíz, parecidas a las que hacía con papel crepe su madre cuando ella era niña”.

A partir de entonces, abunda, Soledad comenzó a elaborar flores y canastas, para después pasar a las figurillas de personas, animales, entre otras; era un trabajo muy bien hecho que alcanzó reconocimiento a nivel local, municipal, estatal e internacional, pues en 1995 fue invitada a representar a México en el festival de las flores celebrado en Japón.

Lo que comenzó como una inquietud, se convirtió en el modo de vivir en más de un hogar de ese municipio, pues la creadora de esta artesanía, no fue una persona que se guardara sus conocimientos y heredó la técnica a sus hijas y a personas interesadas en su oficio, dando pie a que diversas familias de Españita comenzarán a dedicarse a la artesanía con hoja de maíz, como un el legado de Soledad.

“Edith platica que su mamá tenía magia en las manos, pues veía con tanto amor sus piezas y con el simple hecho de jugar sus muñecas, acomodarles las manos e inclinarles la cabeza, las muñecas quedaban con un movimiento, con una expresión en la cara y con una postura totalmente diferente que las dotaba de vida y movimiento”.

Por eso, para Edith, resalta el investigador, la artesanía con hoja de maíz se ha vuelto una tradición familiar compartida con la comunidad que se ha quedado para ser algo más que una fuente económica y de subsistencia, “como familia tiene un significado más emocional, es algo que a su madre le costó dar conocer, por lo que ama lo que hace y lucha por preservarlo”.

- Anuncio -

Más recientes

Debate entre candidatos al gobierno se convirtió en un encuentro de buenas intenciones

Con cartas de buenas intenciones, en las que abundaron las propuestas comunes y generales, sin establecer metas ni las...
- Anuncio -
- Anuncio -