Aplicó Profeco 57 medidas de inmovilización de instrumentos de medición en 2017

La delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Edith Padilla Bañuelos informó que en el año que está por concluir se aplicaron 57 medidas de inmovilización de instrumentos de medición, entre los que se encuentran básculas de bajo y de mediano alcance, así como relojes en estacionamientos públicos.

La funcionaria federal dio a conocer que en 2017 se calibraron 2 mil 552 instrumentos de medición, de los cuales mil 654 fueron básculas de bajo alcance, 335 básculas de mediano alcance y el resto fueron medidores de gas, relojes, bombas despachadoras de combustibles y longímetros.

Por otra parte, Padilla Bañuelos informó que en el presente año se monitoreo el precio de 35 productos de la canasta básica, que es independiente de las visitas de verificación que se realizan en el transcurso del año, ya que no tiene vigencia.


Además, se realiza el monitoreo a 56 productos de materiales para construcción, a partir del sismo del 19 de septiembre de este año y la finalidad es vigilar que no existan incrementos injustificados ni condicionamiento en la venta de éstos.

Con motivo de las visitas de verificación, cuando se detectan incumplimientos a la Ley Federal de Protección al Consumidor, lo que da lugar a la colocación de una medida precautoria que principalmente son los sellos de suspensión de actividad, se colocaron 651 sellos de los cuales 385 corresponden a la suspensión de la comercialización de los bienes, servicios y productos, como en tortillerías,  tiendas de conveniencia, tiendas departamentales, pollerías, farmacias, carnicerías, restaurantes y bares, entre otros, detalló.

Otra medida de suspensión que se establece es cuando los productos no cumplen con los requisitos establecidos en las normas oficiales mexicanas (NOM) o las básculas están fuera de la tolerancia y dan lugar a la inmovilización.

En este caso, las medidas de apremio que se establecieron fueron 266 en productos como ropa, alimentos, pre envasados, medicamentos, vehículos, juguetes, alimentos, refrescos y botanas, zapatos, artículos deportivos y escolares.

La finalidad de estas medidas de apremio es brindar a los consumidores que si estos productos no cumplen con los requisitos que establecen las diversas disposiciones para evitar un riesgo en cuanto a la seguridad de los consumidores, se inmovilizan y se evita la comercialización de estos productos.

Las multas impuestas por incumplimiento a la ley derivadas de las visitas de verificación ascendieron a 4 millones 870 mil 451.49 pesos en todos los giros comentados.