Domingo, junio 13, 2021

Alvorada em abril

Destacadas

Lorena Cuéllar afrontó crisis económica, aumentó recaudación e impuso orden como alcaldesa

En medio de una crisis económica que puso en jaque el pago de nómina, como presidenta municipal de Tlaxcala,...

Desarrollo social, infraestructura y seguridad, logros de Anabell Ávalos como alcaldesa

La disminución de hasta 40 por ciento en el índice de inseguridad, la profesionalización y certificación de la policía...

Exigen comunidades a autoridades ser incluidas en proyectos de rescate y conservación de La Malinche

Representantes de 12 comunidades aledañas a La Malinche exigieron a las autoridades respeto a sus usos y costumbres y...

“Amanecer en abril” es el título de la vasta crónica escrita por Otelo Saraiva de Carvalho, uno de los jóvenes capitanes que participó en la organización y operación de una de las revoluciones más singulares de la historia contemporánea europea: la llamada “Revolución de los Claveles Rojos” del 25 de abril de 1974 en Portugal.

Lo insólito de este movimiento fue principalmente el hecho de que por primera vez se gestaba una revolución con fuertes matices de izquierda, dentro del propio ejército y sin la idea de adueñarse  del poder, sino por el contrario, de abrir la vía para un gobierno civil y democrático que sacara al país de los más de 40 años de dictadura de Antonio de Salazar que había sumido al país en el atraso y la pobreza en nombre de “la patria, la familia y la religión”, algo muy similar a lo que significó el franquismo en la vecina España.

El trasfondo de este parteaguas histórico es muy complejo, pero sin duda predominó el factor de los costos en vidas humanas de las guerras de independencia de las colonias portuguesas en varios países de África (Angola, Mozambique, Guinea Bissau, entre otras), soportados por las clases menos favorecidas: ellos mandaban a sus hijos a morir a tierra lejanas defendiendo los intereses de los capitalistas portugueses, disfrazados de “amor a la grandeza y las glorias de la patria”.

- Anuncio -

Los jóvenes cuadros del ejército colonial se veían confrontados a las órdenes dictadas por el poder metropolitano, la muerte absurda de los soldados a su cargo y el reconocimiento de que la lucha de los nativos era una causa justa. Así fue naciendo en ellos la conciencia de que eran carne de cañón de un régimen dictatorial y de que era necesario cambiar las cosas. La crónica de Saraiva de Carvalho, escrita apenas tres años después del “Movimiento de los Capitanes”, da cuenta del largo proceso de comunicación, diálogo y organización entre todos los oficiales inconformes, diseminados por todos los rentes coloniales, burlando la estrecha vigilancia de la policía política, mismo que culminó con una serie de movimientos perfectamente coordinados (la estrategia fue diseñada y coordinada precisamente por Otelo Saraiva) de varios cuerpos del ejército durante la madrugada del 4 de abril en las principales ciudades de Portugal que sitiaron al gobierno de Lisboa y lograron neutralizar, sin disparar un solo tiro, a los cuerpos del ejército leales a la dictadura.

- Anuncio -

Más recientes

Módulos del INE retomarán actividades registrales

De manera paulatina, desde el pasado 7 de junio los Módulos de Atención Ciudadana (MAC) del Instituto Nacional Electoral...
- Anuncio -
- Anuncio -