Más de 46 mil alumnos de educación básica no participaron en el programa Aprende en Casa, reporta SEPE

Poco más de 46 mil alumnos y alumnas de educación básica, que representan el 19 por ciento del total de la matrícula de ese nivel, no siguieron su aprendizaje desde sus hogares durante la contingencia sanitaria por el Covid-19, dio a conocer el titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), Florentino Domínguez Ordóñez.

No obstante, aclaró que ninguno de esos estudiantes será reprobado este ciclo escolar, además de que se instrumentó “un curso remedial” que se les impartirá a durante tres semanas del mes de agosto próximo, con la finalidad de que se pongan al corriente con los contenidos del programa de estudio de sus respectivos grados.

Este jueves, el responsable de la política educativa de la entidad dio una rueda de prensa para dar a conocer que el ciclo escolar 2019-2020 concluye mañana 5 de junio por la pandemia del Covid-19; además precisó los criterios que deberán ser atendidos por la plantilla docente para otorgar una calificación a los estudiantes este curso.


Domínguez Ordóñez destacó que 80.3 por ciento de la matrícula inscrita en educación básica, que asciende a 246 mil 334 alumnos y alumnas, participaron en el programa “Aprende en Casa”, con la finalidad de continuar con su aprendizaje a través de las redes sociales y programas educativos que se transmitieron por televisión y radio.

De ese porcentaje, informó que el 51.5 por ciento siguió su aprendizaje por televisión; 37 por ciento por internet; y 11.5 por ciento utilizó los cuadernillos que les fueron proporcionados por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe); a pregunta expresa, respondió que 19 por ciento de la matrícula –alrededor de 46 mil 800 alumnos– no participó en el programa “Aprende en Casa”.

“Es casi un estimado del 19 por ciento de la matrícula estudiantil el que no siguió la educación a distancia; es un indicador prácticamente nacional, de ahí que se va a implementar el curso remedial de tres semanas, a partir del 10 de agosto”, abundó el funcionario.

Aclaró que la impartición de esos cursos será escalonada y con un número reducido de alumnos y alumnas en las aulas, pues la intención de la SEPE es que se les preste mayor atención en su proceso de enseñanza-aprendizaje, “además destinando los tres viernes a los estudiantes que van en menor desventaja (sic)”.

Respecto del proceso de evaluación, Domínguez Ordóñez expuso que se ponderará el desempeño del periodo ordinario de agosto a marzo pasados, “flexibilizando los criterios de evaluación para este momento de contingencia y aislamiento social, en donde en ningún caso y específicamente durante este periodo se podrá reprobar a ningún alumno”.

“Las carpetas de experiencia deberán servir para ayudar a estudiantes  y nunca para perjudicarlos; serán las maestras y los maestros los que determinen la calificación final de cada una de sus alumnas y alumnos”, apuntó.