Moradores de albergue estudiantil recaudan fondos en la vía pública para gastos de alimentación: Fnerrr

En tanto la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET) atiende sus solicitudes de subsidio, los 30 adolescentes que actualmente habitan el albergue “Tlahuicole” de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (Fnerrr) recaban fondos en la vía pública para cubrir los gastos de alimentación, informó Yorvelín Montalvo Solano, dirigente de esa organización en la región oriente del estado.

Recordó que el objetivo del albergue estudiantil, ubicado en la capital del estado, es proporcionar a alumnos de bachillerato y de nivel superior de escasos recursos los servicios y condiciones para que puedan continuar sus estudios a distancia, a través del programa Aprende en Casa 2 implementado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal por la pandemia de Covid-19.

Comentó que la casa del estudiante “Tlahuicole” cuenta con los servicios de luz, gas y agua potable, pero en el caso de alimentación, recordó que la USET les retiró un subsidio mensual que les otorgaba anteriormente, pero ya entregaron un oficio a la dependencia para que se retome esa ayuda. 


Ante esta situación, los 30 estudiantes de los niveles de educación media superior y superior que actualmente habitan el albergue realizan actividades culturales en diversos puntos de la vía pública de la capital del estado para colectar recursos a fin de sufragar sus gastos de alimentación, que son de alrededor de mil pesos por día, indicó el dirigente estudiantil.

Montalvo Solano recordó que antes de la pandemia de Covid-19, cada uno de los jóvenes aportaba la cantidad de 150 pesos semanales para la compra de productos alimenticios, pero ahora ese gasto se cubre con lo que se obtiene en las colectas, pues la mayoría de sus familias son de escasos recursos y ya no pueden hacer esas aportaciones.

“Por lo pronto, ya contamos con agua potable que siempre se ha tenido, luz, gas, y recientemente retomamos la gestión ante la USET para que continúe el subsidio de alimentación que otorgaba y espero que antes de que concluya esta semana o a más tardar la siguiente se surta la despensa que se nos entregaba cada mes”.

Además, abundó, está pendiente la instalación de la red de internet, sin embargo, “ya también se entregó el oficio de solicitud a la USET y existe el compromiso de que van a revisar la viabilidad para otorgar esa ayuda. Estamos a la espera solamente de eso para poder bridar esos servicios y condiciones a estudiantes que no las tienen para poder continuar con sus estudios”.

El dirigente estudiantil invitó a alumnas y a alumnos que no cuenten con las condiciones propicias en sus hogares para seguir sus clases en línea a acudir a la casa del estudiante, cuyo cupo es de 200 camas, para que no pierdan sus estudios; si bien el espacio aún presenta detalles de construcción, refirió que están siendo subsanados.

“Los jóvenes entran sin conocer a la Fnerrr, pero cuando ingresan se les explican los objetivos y sin obligarlos, pues esa jamás ha sido nuestra filosofía, se convencen y finalmente se suman a las actividades y a las filas de la organización estudiantil; por eso todos los que habitan ahorita la casa del estudiante forman parte de la Fnerrr”, destacó.

Precisó que los actuales residentes son originarios de comunidades de los municipios de Altlzayanca, El Carmen Tequexquitla, Tlaxco, Calpulalpan y de Huamantla, principalmente. “Del centro del estado sí se han acercado jóvenes que se interesan por las actividades culturales que realiza la organización, pero ninguno se ha incorporado al albergue”, expuso.